Cuidado con los sátiros en el MEP

Saludos queridas almas: Un  profesor de español en Liberia, un día se le ocurrió llevarse a un estudiante varón mediante engaños para cometer una vil violación en un basurero. Basta leer este pequeño extracto de la sentencia para ver lo que sucedió ese fatídico día para ese estudiante, víctima de este pervertido sexual:
“nos encontramos ante una persona adulta, que guarda cono respecto al ofendido una relación de poder por ser el profesor de español en ese momento de la víctima, aunado a que lo trasladó en su vehículo, si bien no a la fuerza, sí medió un engaño, en el sentido de que le dice que lo va a llevar hasta su vivienda, por ello accede a subirse al carro, pero en contra de la voluntad del menor, ya que no se percataba en ese momento que lo llevaría a otro lugar, lugar que resultó ser el Basurero Municipal, el menor nos ha dicho que ese lugar es solitario, que no habían casas alrededor, es por ello que resulta atendible en razón de todas estas circunstancias de modo, tiempo y lugar, que el menor finalmente accediera a bajarse los pantalones, porque no es preciso que el encartado hubiese empleado una violencia física o proferido amenaza alguna contra el ofendido, para considerar que no hubo intimidación, como un elemento del tipo penal en estudio, pues que bastaba con el sólo hecho del temor que sentía el ofendido al encontrarse con su profesor de español, con un grado de superioridad en razón de su condición de educador, en un lugar solitario, para que él accediera en contra de su voluntad a penetrarlo.”

Este es un ejemplo más de que los padres de familia, no podemos confiarle ciegamente a nadie a nuestros hijos, ni siquiera a una figura de autoridad, como lo es un docente, ni un policía, ni nadie. En este Infierno insistimos en llamar la atención de los padres de familia para que siempre tengan vigilados a sus hijos pues nunca sabemos cuando una desgracia de estas pueda ocurrir.

Los abusadores sexuales y violadores, están al acecho en todo el país, y a menos de que se aprueben penas más severas contra estas lacras, lamentaremos estar escuchando noticias de violaciones y abusos deshonestos contra menores.

Hacemos un llamado a las autoridades del MEP, para que echen a la señora Zeidy Palma Grijalba, pues el Departamento del Régimen Disciplinario del MEP que ella dirige, no sirve para nada, para muestra este caso, en el cual los padres del joven perjudicado se fueron a los Tribunales de Justicia de Liberia, lo cual aplaudimos, ya que si se hubieran atenido al MEP, probablemente este sátiro se hubiera salido con la suya y hubiera obtenido el archivo de su expediente, como es costumbre en ese Departamento.