Paradojas de la ANADEC

Saludos queridas almas: En ocasiones anteriores, este Chamuko se ha referido al desorden que impera en los Colegios Subvencionados Católicos afiliados a la ANADEC. Ya fué noticia en este Infierno, los millones de colones que se enguachacan las monjitas y además todos sabemos que perdieron las acciones que interpusieron Sala Constitucional.

Una de las arbitrariedades más comunes dentro de los colegios afiliados a la ANADEC, es que las monjas como administradoras del sistema educativo, comenten violaciones constantes al derecho a la educación de los estudiantes, ¿Para eso quieren autonomía? ¿Para hacer lo que les venga en gana sin que nadie les supervise?

Este Chamuko ha escuchado testimonios de estudiantes y egresados de esas instituciones, donde nos muestran la otra cara de estas centros: Profesores ineptos, monjas autoritarias, lujos cuantiosos (solo como ejemplo vean la millonaria capilla del Colegio Madre del Divino Pastor, que es más grande y bonita que muchas Iglesias de Pueblo, cuando uno pasa por atrás del colegio se ve el techo de la capillita por encima del muro de 3 metros), por supuesto los votos de pobreza se van al carajo.

Son pocos los estudiantes o padres de familia que llevan esto a las últimas consecuencias, solo vean este reportaje de ayer, donde se cuenta todo el viacrucis que pasaron unos padres de familia en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús Cartago (A quienes felicitamos de antemano por haber denunciado estos atropellos eclesiásticos). Les aplican una prueba mal confeccionada de convocatoria a unos estudiantes y las monjas no dieron su brazo a torcer, como siempre de tercas, ya hasta perdieron un amparo en la Sala Constitucional. Lo más irónico del asunto es que el Ministerio de Educación dijo en varias ocasiones que no podían intervenir en la forma de evaluación del Colegio porque "estaban legalmente imposibilitados para ello", siendo que, según las mismas autoridades educativas, la prueba estaba mal elaborada y peor aún, siendo que el MEP debe supervisar las actividades lucrativas de estas monjas. Son millones de colones lo que manejan en estas instituciones a como les da la gana.

Este Chamuko se cuestiona lo siguiente: Si las monjas son incapaces de resolver algo tan simple como una disputa por una prueba mal elaborada ¿Serán capaces de escoger con objetividad a los docentes? Por el amor de Dios, estas mujeres no conocen nada de educación, ellas no tienen formación como educadoras en su mayoría (quisiéramos que nos enseñaran sus licenciaturas o maestrías en el ramo) si la tuvieran, ellas mismas serías las que dieran las clases y no estuvieran jodiéndole la vida al MEP para que les pagara a los profesores.


En este Infierno insistimos, LA ANADEC LUCRA CON LOS ESTUDIANTES y la educación no es de muy buena calidad que digamos, solo basta ver las manifestaciones de doña Fátima Porras, una de las madres de familia de esa institución:

“Hablando en el caso del Sagrado Corazón, esa subvención más el dinero que reciben de las mensualidades de los más de 800 alumnos no les sirven ni para justificar que están dando una enseñanza de una calidad altísima porque ni siquiera es bilingüe”

En próximas ocasiones nos referiremos con casos concretos a las constantes violaciones que comete la ANADEC con adolescentes que han quedado embarazadas, a quienes echan del colegio, y desconociendo el derecho a la educación de muchas de estas chiquitas. Las monjas y la ANADEC deben ser fiscalizadas por el Ministerio de Educación, y si no les gusta que privaticen sus lucrativas actividades.