¿Cómo mejorar los sindicatos de educadores?

Saludos queridas almas: Después de criticar duramente a algunos dirigentes gremiales que han encontrado su modus vivendi en los sindicatos de educadores, les dejo este aporte sobre ideas de cómo mejorar los sindicatos de educadores. Antes de eso, es importante tener claro lo que es un SINDICATO.

La definición anterior, indica que se deben defender los derechos DE TODOS LOS TRABAJADORES Y NO LOS DE UNOS CUANTOS, como lamentablemente ha sucedido tanto en ANDE, APSE y SEC. Ya en este Infierno hemos visto como lamentablemente estas organizaciones han sido tomadas en algunas esferas por personas que lo único que quieren es enriquecerse a costillas de sus afiliados.

La elección de los directivos nacionales debe estar a cargo de TODOS LOS AFILIADOS. No puede ser posible que unos cuantos elijan a los que llevarán las riendas de una de estas organizaciones, simplemente, esta práctica es antidemocrática. En cada base, asamblea regional o filial, perfectamente se pueden nombrar ad hoc dos compañeros que fungen como delegados del Tribunal Electoral del Sindicato y así TODOS TENDRÍAN DERECHO A VOTAR. En ANDE, por ejemplo, de 45 000 afiliados, solo 3000 escogen al presidente, en APSE sucede lo mismo y en el SEC ni se diga. Ya la prensa ha aprovechado esta situación para hacer quedar en ridículo a los sindicatos.

Los salarios de los dirigentes nacionales deben ser parecidos a los de un docente común y corriente, por supuesto que no podemos dejar de lado que estos tienen que dar un esfuerzo extra, el cual debe ser reconocido con un sobresueldo de un 50% por concepto de dedicación exclusiva.

Se deben eliminar las tetas en las que se han convertido los puestos de representación en las organizaciones financieras magisteriales: Una posibilidad es que estos puestos no sean escogidos por cuatro gatos de la directiva nacional, sino por todos los afiliados en una elección donde se escoja a todos los miembros del sindicato y a estos representantes. Es más difícil conseguir 45 000 amigos o comprarlos para asegurarse el puesto que tener solo unos 6 que lo nombren.

Para optar por puestos de elección, los candidatos deben ser investigados, con el fin de comprobar que no tienen antecedentes penales ni disciplinarios, no es posible que sátiros y abusadores sexuales sean dirigentes, como ha sucedido en el SEC. Una persona con un oscuro pasado, sin moral, no puede si siquiera aspirar a estos puestos, como está pasando en APSE.

No debe permirtirse la reelección de cargos, esto propicia un vicio en el cual el dirigente se engolosina y quiere seguir pegado a la jugada, vean la Albinitis que tiene la ANEP. Los educadores son muy creativos, críticos y hay más de 65000 en el MEP, hay muchas posibilidades para escoger dirigentes, NO DEBEN SER LOS MISMOS DE SIEMPRE. Debe propiciarse la participación activa de los afiliados para estos puestos, y no debe monopolizarse la batuta del sindicato en una persona o grupo pequeño de personas.

Si educadores pensionados quieren optar por un cargo, DEBEN RENUNCIAR A SU PENSIÓN O A SU SALARIO COMO DIRIGENTES. No puede ser posible que los puestos de dirigencia de los sindicatos sean para algunos pensionados, una forma de mejorar su ingreso personal. Un dirigente no puede tener dos ingresos, como lo hace el sinvergüenza de Gilberth Díaz en el SEC, del cual ya nos hemos referido en este Infierno por sus millonarios salarios.

Los dirigentes sindicales NUNCA DEBEN ESTAR EN DIRIGENCIAS DE PARTIDOS POLÍTICOS de ninguna índole, ya que esto convierte a estas organizaciones en trampolines políticos. Vean a expresidentes de sindicatos después como viceministros, o como directivos de bancos (Eduardo Loría - APSE, fué viceministro de educación, Eduardo Rojas - ANDE, actual directivo del Banco Popular, etc). En una real lucha sindical, este tipo de componendas, hacen sospechar que los dirigentes sindicales tienen precio para el gobierno y que no son de fiar.