Diputados y pensiones de privilegio

Nueva campaña publicitaria de JUPEMA en la Asamblea Legislativa

Saludos queridas almas: El día de hoy nos referiremos con mucha indignación a lo que todos conocen con respecto a los famosos aumentos en las pensiones de los diPUTAdos que fueron educadores.

Primero fué el gemelito libertario Carlos Manuel Salas, que nos hizo la jugarreta, después Chupalino Rodríguez y ahora Nidia González. De no reformarse la ley, muchos de los actuales diPUTAdos estarían en plena posibilidad de aumentar exponencialmente el monto de sus pensiones. ¿Hasta donde va a llegar esta fiesta asquerosa con los fondos públicos?

Amigo educador, usted que nos está leyendo, con su aporte para el RCC (Régimen de Capitalización Colectiva) ayuda a mantener a estos vividores que se aprovecharon de su puesto político para obtener grandes beneficios. ¿Que se postularon para servir a la Patria? ¿Que se postularon por su vocación de servicio público? ¡Mírala!.

Estos diputados solo vienen a exprimir de las ubres del pueblo, desde que llegan al puesto hasta que se mueran, porque aunque se les acabe el miserable sueldo de la Asamblea, tienen la posibilidad de aumentar su pensión. No nos extrañemos si los diputados José Angel Ocampo y Francisco Marín soliciten un aumentillo como ya lo anunciaron, ni de Sadie Bravo, que aunque lo niega, no sería extraño que sucumba a la tentación con el cuento de que son derechos irrenunciables como dijo la dipurada Nidia González. También Ovidio Agüero, Olivier Jiménez, Sandra Quesada y Gladys González tendrían la maravillosa posibilidad de pasar una vejez como millonarios.

A los señores diputados, les pedimos vehemente desde esta cálida tribuna, que terminen de una buena vez con esa fiesta, YA HAY UN PROYECTO DE LEY AL RESPECTO, más les vale aprobarlo, de lo contrario

¡LOS VEREMOS EN EL INFIERNO CHORICEROS!