PANI y Defensa de los Niños defiende menores asesinos

Saludos queridas almas: Como todos ustedes recordarán, el señor Ricardo Toledo Carranza y su familia fueron víctimas del hampa, ¿quién no recuerda ese fatídico 22 de marzo cuando aparecieron los titulares de los principales diarios del país hablando al respecto?

Este inocente niño de 17 años, que dejó sus transformers y video-juegos para ir a asesinar a personas inocentes y asaltar a gente honrada, fué condenado a 15 años de prisión. Al guila se le respetó su derecho de ser sometido a un juicio y fué hallado culpable.

Las periodistas de la Prensa Libre Silvia Coto Rojas y Sylvia Núñez Chávez, en las publicaciones sobre lo que hizo este chiquito pusieron los apellidos del inocente infante, asesino y ladró de 17 años, AARÓN SOLÍS ARGUEDAS es su nombre.

Lo que se ganaron las valientes periodistas y el Grupo Extra, fueron advertencias del PANI y de la Organización Defensa de los Niños Internacional, donde entre otras cosas, les amenazaron con llevarlos a los Tribunales de Justicia por publicar los apellidos de este niño de 17 años. Virginia Murillo Herrera una de las integrantes de Defensa de los Niños, se puso a hablar tanta paja a favor de este asesino, que uno a veces no entiende en qué país vivimos. Los menores de edad pueden matar, violar y robar y habrán funcionarios alcahuetas que los defenderán.

En este Infierno quisierámos saber si Aarrón Solís Arguedas hubiera matado a uno de los hijos de doña Virginia o al marido o a la madre, si estaría tan tranquila de la vida, tratando de minimizar lo que ocurrió, solo vean las declaraciones de esa mujer en la carta abierta a la Prensa Libre, SOLO SE DEDICÓ A HABLAR PAJA.

En este Infierno queremos felicitar a la Prensa Libre por sus dos editoriales en defensa de la publicación que hicieron, por no dejarse amedrentar por estos pendejos alcahuetas del PANI y de Defensa de los niños, que en vez de estar juntando a los cientos de chiquitos indigentes y drogadictos de las calles, se vienen a poner a defender a un menor ASESINO.

Hacemos un vehemente llamado a los diputados desde esta Tribuna Infernal para que reformen el Código de la Niñez y de la Adolescencia, si un menor de edad, comete un delito, dependiendo de éste, debe existir la posibilidad de juzgarlo como adulto.

Nos solidarizamos con Ricardo Toledo y hacemos eco de sus palabras cuando dijo que la Legislación para proteger la identidad de menores fomenta una doble moral. Los menores criminales deben ser exhibidos, debemos conocerlos, por nuestra propia seguridad.

Ojalá don Mario Víquez y doña Virginia Murillo, no tengan que pasar por un episodio de violencia cometida por un chiquito de estos, ojalá que nunca vean a un hijo asesinado, una hija violada, o a su madre con balazo en los sesos derramando sangre en el corredor de la casa porque un menor de edad se le ocurrió que por su condición puede hacer lo que le dé la gana para recibir un castigo que no guarda proporcionalidad con la falta cometida.

Es que manda güevo, 15 años al tabo nada más, por matar, asaltar... ser menor de edad es toa para un delincuente, y tras de eso, encuentra irresponsables en las oficinas estatales para que los defiendan. Con razón ese carajillo ladrón que le dicen Chuky, la banda de los Teletubbies, los estudiantes que llevan drogas a los colegios y amenazan y agraden, andan muertos de la risa...