Estafados por un sueño


Saludos queridas almas: Canal 7 nos dijo en su telebasura "Lismoneando por un sueño" que la pequeña niña Wendy, la que nació con malformaciones en la cara y la otra chiquita que no tiene una pierna, dependían de usted y de mi y que con nuestras colaboraciones por medio de los números 900 y mensajes de texto, ayudarían a financiar la operación de reconstrucción facial de Wendy y una prótesis para Stephanía para que pueda caminar. La manipulación fue desenmascarada por el periódico Al Día, donde nos dimos cuenta que estas pacientes serían atendidas por nuestra seguridad social.

Informa Al Día que en cuanto al caso de Wendy, hace unos meses, los médicos determinaron, por consenso, que la pequeña requería una reconstrucción facial que se realizará en ese centro hospitalario oportunamente. En el caso de Stephanía, los cirujanos fueron enfáticos en que la prótesis que necesita será financiada con recursos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Entonces ¿En qué quedamos? ¿Nos mintió Canal 7? ¿Nos hizo creer que las niñas dependían de nosotros para tener su cirugía reconstructiva y prótesis? Por lo que vemos las dos parejas patrocinadoras de estos sueños solo bailan para hacerle sentir lástima a los demás y sacar plata para otras cosas, que no son las que dijeron inicialmente (operación y prótesis). Ahora Canal 7 nos sale con pretextos, que los expedientes no fueron proporcionados por las familias y por lo soñadores.  Acá algunas declaraciones del director del Hospital Nacional de Niños sobre el tema:

¿Es coincidencia que el programa haya sacado a la luz los casos cuando están a punto de resolverlos?
Fue coincidencia. Los organizadores y el conductor Édgar Silva, no sabían absolutamente nada de esto, lo que evidencia que aquí no hay ninguna mala intención de los organizadores de Canal 7.

Pero no hicieron la consulta...
No hicieron la consulta.

Para que ustedes queridos lectores, se hagan una idea de lo que cuesta una operación de reconstrucción facial, pueden darse una vuelta por este sitio. Sacando un costo aproximado de la cirugía de Wendy, esta puede costar talvez unos $ 40 000 (aclaro que es un estimado, las operaciones oscilan entre $15 000 y $90 000, además, no soy especialista médico), aun si costara $ 100 000, estos apenas representan un 4 % de la inversión que hizo Teletica solo en la compra de derechos de esta franquicia. Además, ese no es el punto, Carlos Álvarez y su pareja están bailando supuestamente para financiar la operación de esta chiquita, que de todos modos, ¡¡la va a hacer la CCSS gratis!!. Ahora Carlos Álvarez que no es médico ni doctor, ni está autorizado a recetar siquiera una pastilla de acetaminofén, se pone a cuestionar a los médicos y su seriedad para tratar este asunto tan delicado.

Lo irónico del caso, es que hace poco en una publicación de Diario Extra, el matemático Manuel Enrique Castellón, estimó que como mínimo, solo en llamadas (sin contar la publicidad que facturan) el programa dejará más de mil millones de colones (aclarando que el monto podría hasta ser el triple). O sea, el sueño de Wendy, poniendo que cueste $100 000, representan apenas el 5% de las ganancias mínimas proyectadas por este matemático.

¿En qué se diferencia Canal 7 de un chulo que pone a chiquitos a pedir plata en las calles?