Manifiesto Infernal sobre Referéndum

Los costarricenses queremos que el ICE sea nuestro digno gladiador en la arena de las telecomunicaciones, debe superar satisfactoriamente las dificultades...


Saludos queridas almas: El pasado domingo 07 de octubre a eso de las 8:30 pm, el Tribunal Supremo de Elecciones hizo lectura de los primeros resultados del referéndum que decidía la suerte del famoso TLC o DR CAFTA. Los costarricenses acudimos a las urnas en una gran mayoría, aunque la participación pudo haber sido mayor, algunos perdedores no salieron a votar, bajo un montón de excusas o simplemente no les importó el futuro de su país; de manera sumamente irresponsable hubo gente que llamó a no votar, propiciando con ello la pérdida de los valores democráticos que tanto han caracterizado a Costa Rica.

Después del resultado, el panorama es muy claro, nuestro país está dividido en dos bandos, con ideas muy diferentes sobre cuál debe ser el futuro de nuestra Nación. Pero esas diferencias deben arreglarse como personas civilizadas y seres racionales, o de lo contrario por las armas, que eso es lo que la mayoría no desearíamos para Costa Rica.

¿Que hubo presión por parte del gobierno para que la gente apoyara el SI? Es cierto, ¿Qué amenazaron a los trabajadores de empresas transnacionales con perder sus empleos si NO triunfaba el SI? También es cierto ¿Qué hasta George Bush y el gobierno yankee metió miedo a última hora para tratar de volcar la tortilla a favor del SI? También es cierto. ¿Qué el gobierno planeó toda una estrategia a base de miedo con el famoso memorando de Kevin Casas y Fernando Sánchez? Es cierto. ¿Qué extranjeros se metieron descaradamente en la campaña propiciando el SI? También es cierto.

Pero por otra parte, también en el movimiento del NO se recurrió al miedo cuando se indicaron ciertas exageraciones con respecto a las maldades del Tratado de Libre Comercio con USA como que se iban a fabricar armas en Costa Rica o se iba a permitir el tráfico indiscriminado de órganos humanos; también es cierto que trajeron extranjeros a hablar en contra del TLC. Así que no hablemos de miedos, los dos bandos lo utilizaron y lograron atraer votantes a las urnas con ello.

¿Cuál de los dos miedos pudo ser más difundido?

Quizá lo que marcó la diferencia fue la capacidad económica del movimiento del SI para difundir sus ideas, ya que ellos contaban con miles de millones de colones de los empresarios, con contactos en la prensa y de feria, con el apoyo de los gobiernos costarricense y estadounidense; contrario a esto, el movimiento del NO tenía muy poca capacidad económica para hacer una campaña más agresiva. Fue una lucha de David contra Goliat.

Tanto de un bando como de otro, se atacaron fieramente, los del SI decían que teníamos nexos con Hugo Chávez, con Fidel Castro y Daniel Ortega, situación que no es cierta, ya que nunca se presentaron evidencias contundentes al respecto, más que meras insinuaciones y conjeturas sin fundamento: no hay denuncias formales en los Tribunales de Justicia que sean verificables al respecto. Atacaron la figura de los líderes del NO, Eugenio Trejos era un desconocido en el campo político, y al meterse en la campaña en contra del CAFTA, fue sumamente ridiculizado y al resto de dirigentes se les tacha de comunistas, se dijo que la campaña del NO era liderada por los sindicalistas que son unos vagabundos y que no quieren nada a favor del país. Cuando simplemente, nada de lo anterior es cierto, los del NO, simplemente tenemos una visión diferente de cómo queremos este país, tenemos personas de todas las ideologías políticas en nuestro movimiento, no aceptamos injerencias extranjeras ni recibimos órdenes de Caracas, La Habana o de Managua, los sindicatos son una parte pequeña que conforma este Movimiento Patriótico en contra del TLC y no son los que mandan.

Por otra parte, se dijo que los del movimiento del SI son unos vende patrias, que pretendían que Costa Rica se convirtiera en una colonia norteamericana; se atacó y cuestionó fuertemente de parte de algunos sectores del NO la institucionalidad de nuestro país, la transparencia del TSE, de la Sala Constitucional, indicando que son instrumentos de Oscar Arias Sánchez, cuando tampoco se han presentado evidencias contundentes al respecto. Que conste que Oscar Arias no es santo de devoción de este Chamuko, pero es el presidente de la República, fue elegido por una mayoría con un leve ventaja, pero al fin y al cabo mayoría.

La diferencia en este referéndum fue alrededor de 50 000 votos, eso nadie lo va a revertir, y es imposible que se pruebe un fraude de tal magnitud. Por otra parte estimados lectores, con lo que tenemos en Costa Rica, sino confiamos en el TSE como garante de la democracia ¿En quién demonios vamos a confiar?

Este referéndum deja muchas enseñanzas para el Tribunal Electoral y para el país en general, deben realizarse varias reformas a las leyes, el gobierno NO PUEDE NI DEBE manifestarse a favor o en contra de cualquier iniciativa que vaya a ser sometida a un referéndum. El TSE tiene que ponerse los pantalones fuertemente para mantener la tregua electoral, aunque esto implique suspender la libertad de expresión (por dos o tres días, nadie se va a morir y sería lo más sano), ¿no infringen las libertades ciudadanas con la ley seca? Pero por un objetivo más importante, preservar la paz social durante las elecciones. Así como hay ley seca, debería haber ley para que de verdad los electores podamos tener ese momento de tranquilidad previo a una votación.

La participación de funcionarios públicos en las campañas de consulta ciudadana, debe ser terminantemente prohibida, cualquiera que desee sumarse a una u otra tendencia en un referéndum, debe pedir un permiso sin goce de salario o separarse de su cargo (al menos Alfredo Volio lo hizo). Debe prohibirse cualquier distintivo o propaganda en las instituciones y bienes públicos; no es posible que hasta en las ventanillas de los hospitales hubiera afiches invitando a votar por el NO, como tampoco debieron permitirse que funcionarios públicos fueran durantes horas laborales a hacer charlas a favor del SI en empresas e inclusos en instituciones educativas. En este sentido hubo un relajo total, aunque es evidente que pesó más la capacidad propagandística del SI, puesto que ganaron.

Las contribuciones económicas son otro tema que debe reglarse claramente, el TSE debe tener las herramientas para fiscalizar hasta el último colón que entre en cualquier campaña política, debe garantizar la igualdad de condiciones y sobre todo debe tener la potestad de saber y dar a conocer a la ciudadanía las finanzas de las tendencias y de los partidos políticos, la cual debe ser transparente como una casita de cristal, donde los electores podamos hurgar a plena luz del día.

En este momento hay denuncias muy serias en el TSE que deben ser resueltas satisfactoriamente: Alcaldes y diputados dando cupones de gasolina a los transportes del SI, gente dando dinero a cambio del voto del SI, guardas armados de la seguridad del SI, entre otros. Esperemos que por el bien del país, las investigaciones se den con la celeridad del caso y aquellas personas que tengan pruebas tangibles de estas supuestas situaciones las pongan para sustentar sus denuncias. No basta con decir las cosas, hay que probarlas de una manera contundente.

¿Que ganó el SI? Es cierto, hay que reconocer que ganaron, la mayoría del pueblo eligió esa opción, aunque haya sido por un margen tan ajustado. Los costarricenses esperamos que las bondades de este Tratado Comercial sean como las anunciaron y no una agarrada de maje,

Esperamos que:

1) Los agricultores no quiebren y sean subsidiados por el Estado, para que puedan competir contra las grandes maquinarias norteamericanas de producción de alimentos. Los agricultores nacionales deben ser protegidos, pues de lo contrario sería condenarlos a desaparecer. La canasta básica debe tener un costo accesible para todos.

2) Los costos de telefonía celular no suban abruptamente más allá de lo normal, solo para satisfacer las ansias de riqueza de algunos pocos. Que el modelo solidario del ICE se mantenga y se fortalezca a esta institución.

3) La CCSS no se vea afectada por asuntos de propiedad intelectual en cuanto a la adquisición de medicamentos.

4) La clase media no desaparezca por el encarecimiento de los productos, bienes y servicios.

5) El modelo social de desarrollo de Costa Rica no pervierta su norte y que se disminuyan los niveles de pobreza en Costa Rica.

6) Que la clase trabajadora de nuestro país no sea empobrecida, con la entrada de nuevas políticas.

Entre algunos puntos, pero sobre todo, esperamos que Costa Rica sea una Nación más próspera y más justa para TODOS.

En cuanto a la agenda complementaria de 13 leyes de implementación, éstas deben ser negociadas en el seno de la Asamblea Legislativa de una manera responsable, no es cuestión de aprobarlas y ya, el referendum del domingo pasado no definía nada con respecto a ese paquete de leyes, según lo indicó el TSE. Es responsabilidad de los diputados mitigar los posibles efectos negativos del TLC y eso se logra con una negociación concienduda entre todas las partes, donde prive el patriotismo y no los intereses particulares de uno u otro bando. Pero en esta eficiente Asamblea Legislativa, eso parece ser una utopía.

Perdimos el referendum, hay que aceptarlo, el pueblo habló, algunos habitantes con miedo, otros por convicción de sus ideales. Costa Rica está herida y partida en dos aunque las altas autoridades lo quieran negar y la reconciliación será difícil aunque no imposible; el gobierno debe aceptar también que existe un grupo grande, nada despreciable ni diminuto que se opone a sus políticas, así que debe medir muy bien sus actos y no imponer sus ideas a golpe de tambor, debe privar el diálogo y la tolerancia. Aquí es donde los del NO tenemos dos opciones: O reconocemos los resultados pacíficamente y utilizamos las armas que nos da nuestro Estado de Derecho para hacer valer nuestra posición, o simplemente nos matamos los unos a los otros por una cuestión que es meramente...política.

Para terminar, queremos expresar nuestra felicitación a todos los costarricenses que fueron a votar, todos dieron una muestra de gran patriotismo.