Los Ladrones de Siempre en Diciembre


Saludos queridas almas: Como todos los años, una gran parte de los vendedores de lotería, se aprovechan de los costarricenses con la venta del famoso gordo navideño, venden la  lotería al precio que se les antoje y la Junta con las famosas denuncias nunca termina resolviendo algo.

Este Chamuko ha tenido la oportunidad de pasar por la avenida central y comprobar que efectivamente, muchos de los chanceros o venden la lotería a precios más altos que los oficiales o condicionan la venta de números a la compra de otros. Es noticia sabida a nivel nacional, todos los años la misma carajada.

¿Hasta cuando la Junta de Protección Social va seguir alcahueteando este robo descarado? Siempre se presentan miles de denuncias y al final son contados con el dedo de una mano a los chanceros que se les sanciona. Claro, como no les hacen nada, se ríen en la cara de los compradores comunes y corrientes como este pobre diablo, si los amenazan con denunciarlos.

Si existen 100 000 enteros que poseen 40 fracciones cada uno en cinco emisiones, en total hay 20 millones de pedacitos de lotería en la calle, suponiendo que el 50% se venda a un sobreprecio promedio de 200 colones, los chanceros se están ganando ilegalmente la suma de dos mil millones de colones!!!!

Ya es hora de que en la Junta le pongan un coto a este relajo y que de una vez por todas elimine definitivamente la venta de lotería mediante chanceros y sea esta en supermercados, gasolineras, bancos, pulperías, etc. Muchos dirán que este Chamuko no tiene corazón para dejar desempleados a un montón de personas, pero en honor a la verdad, es la solución más sana.

A todos nuestros lectores, hacemos un llamado a no comprarle lotería a los chanceros choriceros, ya que es gracias a nosotros mismos que estos señores hacen su negocio, en la medida que no se les compre, van a salir perdiendo como le pasó a una doña el año pasado que quiso que le recibieran sobrantes del gordo a última hora que estaba escondiendo para especular y salió lactando. Cada vez que vea a un chancero especulando:

¡¡¡MÁNDELO AL INFIERNO!!!