Peligrosos Tanques en Barrio Echeverría

Play Infantil de Barrio Echeverría de Belén, contiguo a tanques de Almacenamiento de la Cervecería

Saludos queridas almas: Nuestros amigos del Barrio Echeverría de Llorente de Flores y La Rivera de Belén, Heredia, están teniendo serios problemas con el proveedor de maltas lúpulos y cereales de los ticos, es decir la Benemérita Cervecería Costa Rica (Florida Ice & Farm, Co.). A nuestro correo infernal han llegado una serie de denuncias por que esta empresa ha venido ejerciendo una especie de presión solapada durante muchos años por quedarse con los terrenos de los vecinos para su expansión. Los serios problemas de contaminación, ruido y el peligro de una explosión de consecuencias catastróficas tienen a estos pobres con el alma pendiendo de un hilo, pudiendo en cualquier momento convertirse en una desgracia.

Hace algunos años la Cervecería Costa Rica instaló dos tanques de búnker, justo detrás del Parque Infantil de la comunidad, así como también gigantescos silos donde guardan la malta. Después de las tragedias sucedidas en la planta de Químicos Holanda en Moín, Limón y en la planta de la empresa Suministros Industriales en La Plywood de Alajuela, preocuparse por la presencia de dichos contenedores de combustible, es comprensible. Además, se ha comprobado que el polvo de los granos y cereales pueden crear una atmósfera explosiva.

Estos vecinos han enviado cartas a las diferentes instituciones que, en teoría, deberían velar por la salud e integridad física de los ciudadanos, las respuestas han sido risibles, patéticas y todo un insulto para el intelecto de cualquier persona. Según la Regional del Ministerio de Salud de Belén, la Cervecería cumple con todos los permisos y se encuentra a derecho, es decir, tiene licencia para matarlos. Lo curioso del caso es que hasta el momento, según nos cuentan los vecinos, no han visto NI UN SOLO PERMISO y la mayoría datan del 2006 hacia abajo, según consta en una nota de respuesta enviada por el Ministerio de Salud de Belén.

El día 22 de noviembre del 2007 los vecinos tuvieron una reunión con personeros de la Regional de Belén, la señorita Tatiana Mora de La Defensoría de los Habitantes y el Ingeniero Gerardo Miranda Fernández, Gerente Ambiental de la Cervecería Costa Rica. En dicha reunión se tocaron todos los problemas que aquejan a la comunidad y los mismos notaron la parcialidad de los personeros de la Regional del Ministerio de Salud para con la citada empresa. Se les dijo que había un estudio en el que la Cervecería había salido dentro de los márgenes de contaminación establecidos por ley, ¿adivinen queridos lectores, quién pagó el estudio? ¡¡¡Sorpresa Sorpresa!!!! ¡LA CERVECERÍA!.

Cuando los interesados llegaron a la reunión, el Ing. Miranda ya se encontraba en las oficinas de la Regional, mientras que a ellos les dijeron que esperaran en unas bancas incómodas y viejas. La señorita Mora fue la última en llegar. Después de la reunión (bastante acalorada por cierto), se acordó una visita a las instalaciones de la Cervecería Costa Rica; pues resulta que la señorita Tatiana Mora, funcionaria de La Defensoría de los Habitantes, viajó desde Belén hasta la planta de producción de la Cervecería en el carro del Ingeniero Gerardo Miranda Fernández (un Hyundai Tucson dorado), ¡SI, EL GERENTE AMBIENTAL DE LA EMPRESA A LA QUE SE ESTABA DENUNCIANDO!, lo cual pone en tela de dura la imparcialidad  de la señorita Mora, además, el carro de La Defensoría (un Mitsubishi Montero de modelo reciente, 2005-2006) ya se encontraba en las instalaciones de la Cervecería.

El Ministerio de Salud de Belén representados por la Licda. Rocío Ureña Quesada, Dr. Gustavo Espinoza Ch., Director, no han hecho gran cosa para proteger a estos vecinos, sino todo lo contrario. Ojalá pronto se solucione el problema, porque de lo contrario, los que van a arder en un infierno (literalmente) son los vecinos de este barrio.