Padre Minor y la Libertad de Expresión

Saludos queridas almas: El día de ayer precisamente empezó el programa del Padre Minor de Jesús Calvo, el cual duró al aire unos cuantos minutos y le ordenaron que no siguiera.

Es una mierda que en Costa Rica se quiera restringir el derecho a la libertad de expresión, el padre Minor podrá ser un estafador y lo que sea; pero tiene derecho a expresar libremente sus ideas.

Ahora, el pueblo de Costa Rica ya sabe que fue condenado por estafa, que se aprovechó de la fe para enriquecerse mediante el proyecto de Radio María, y que en algún grado está involucrado en el asesinato de Parmenio Medina Pérez.

Lo anterior, al menos en el caso de la estafa, fue demostrado en los Tribunales de Justicia, el padrecito es un estafador y punto. Si inicia un programa de radio, sea en vivo o como sea, allá los que quieran seguirle y peor aún, allá los que quieran regalarle plata, como los pobres diablos que le dieron los primeros 25 000 colones.

Este Chamuko detesta al Padre Minor, pero apoya incondicionalmente el derecho a la libertad de expresión de quien sea, y apoya la libertad de culto: si la gente, a pesar de una sentencia judicial, quiere seguir creyendo en este estafador y regalándole plata, es problema de ellos, si quieren adorar a Barney como el Mesías, es problema de ellos.

Y que siga la fiesta de la plata en cuestiones de fe... de todos modos la Iglesia siempre ha apoyado y escondido a sacerdotes pederastas, no vemos en este Infierno las razones por las cuales se vayan a poner a objetar que un pobre diablo como Minor Calvo se ponga a hablar de Dios y acepte contribuciones de unos cuantos incautos que quieran desperdiciar su dinero.