!Oso y Hunter Inocentes!

Saludos queridas almas: Se quedó con las ganas de hacerse millonaria la señora Juana Mairena, madre del delincuente Natividad Canda, a costillas de la desgracia de su hijo. Y por supuesto no podían faltar los medios nicaragüenses metiendo cizaña con titulares como GANARON LOS ROTTWEILER.

Es increíble la forma en la cual se ha utilizado el caso Canda para encender hogueras, donde muchos nicaragüenses se rasgan las vestiduras como si los perros supieran que el ladrón que se comieron era nica, o le pidieron pasaporte para corroborar su nacionalidad. Los perros simplemente cumplieron con su fin: Defender la propiedad privada de ladrones y Canda era un ladrón. Es chocante ver cómo la madre de este delincuente, vino hasta Costa Rica a buscar supuesta justicia, cuando todo el mundo sabe que vino exclusivamente por una indemnización de 135 millones de colones (que es probable que el abogado querellante la haya ilusionado con la posibilidad de ganar todo ese dinero).

No entiende este Chamuko como es posible que en Nicaragua se hable tanta paja sobre este caso, ¿Acaso cuando se dió la matanza en el Banco Nacional de Monteverde Costa Rica armó un alboroto similar, siendo que la banda de asesinos y ladrones eran nicaragüenses? ¿El gobierno costarricense empezó a hacer feo cuando se descubrió que en realidad quien abusaba sexualmente de la niña Rosita era su mismo padrastro nicaragüense?

El único beneficiado con la muerte de Canda, fue el presidente de Nicaragua Daniel Ortega, porque encontró otro distractor para que su pueblo no vea la miseria en la que él lo tiene sumido.