Funcionarios denuncian irregularidades en el Juan Santamaría


Saludos queridas almas: Un grupo valiente de funcionarios de la Dirección General de Migración y Extranjería destacados en el Aeropuerto Juan Santamaría nos ha hecho llegar a nuestro correo infernal, una serie de denuncias y anomalías que se han estado presentando en ese lugar:

Estimados Señores (as):

Reciban un cordial saludo, la presente les pretende hacer de su conocimiento las muchas y graves anomalías que se presentan en la Dirección General de Migración y Extranjería, propiamente en la sede del AEROPUERTO INTERNACIONAL JUAN SANTAMARIA.

Como funcionarios públicos no comprendemos ciertas circunstancias que suceden dentro de este principal PUESTO MIGRATORIO COSTARRICENSE, además de que juramos proteger y cuidar los intereses del pueblo, respecto de a qué personas se les puede dar el ingreso a nuestro territorio como a aquellas a las que les rechazamos.

En orden detallamos punto por punto cuáles son las irregularidades que se presentan, ustedes tienen un poder, el de la comunicación, para nosotros es imposible exponer estas situaciones frente a la Jefatura porque se `puede dar persecución al (los/ las) funcionario (s, as).

1) ¿Cómo es que funcionarios públicos ejerzan un puesto de confianza como el de la Jefatura, cuándo estos son investigados por la venta de sellos de entrada a costarricenses viviendo en el exterior, propiamente en Los Estados Unidos de Norteamérica? ¿Porqué razón el señor Jonathan Mora Castillo (cuestionado y cuya visa fue cancelada por la misma embajada estadounidense) ejerce temporalmente el puesto de Supervisor y peor aún de Coordinador de Migración en el aeropuerto, teniendo en su figura la potestad de tomar decisiones tan delicadas, respecto a ingreso de extranjeros al país?

2) Así como él, otros funcionarios cuestionados estampan sellos de entrada y de salida al país, como parte de sus labores y … nada pasa… qué sucede entonces en el aeropuerto y más qué todo en la Dirección General de Migración y Extranjería.?A este personal no es mejor alejarlas de esos “puestos tentadores” y trasladarlos a oficinas centrales en La Uruca, ejerciendo labores administrativas, eso sí antes, eliminarles los sellos de entrada y de salida, hay muchas funciones que ellos/as pueden desempeñar donde no se vean tentados a ser corruptos.

3) En el área de ingreso al país, los famosos puestos “Counters” de Migración, se cuenta con un personal fijo de 18 funcionarios en counter, 1 Supervisor, una persona auxiliar y el “Colaborador”, al supervisor se le consulta sobre cualquier anomalía con un pasaporte, no cumplimiento de algún requisito de ingreso, asuntos de visas, asuntos de menores de edad, entre otros y es él quien tiene la última palabra sobre una situación con el pasajero al momento de apersonarse a los mostradores de Migración, además de esto el Supervisor coopera a ubicar los pasajeros, respecto al mostrador donde debe dirigirse, ya que la mala señalización y poco espacio que utilizó el administrador del aeropuerto ALTERRA, confunde al pasajero y no hace visible al funcionario que llama al pasajero para atenderle.

No entendemos cómo el Supervisor tiene un “colaborador” para ubicar a los pasajeros y ordenar filas, y este colaborador es siempre la misma persona, siendo así el funcionario “exclusivo” de dicho puesto, y por lo tanto no ayuda en la labor de “chequeo” migratorio o sea sellando, revisando pasaportes”, sino que solamente ACOMODA FILAS, y así mensualmente recibe su salario sin tener que “joderse” como decimos los ticos, tratando con el público, estando 12 horas frente a un mostrador y peor aún recibiendo llamadas de atención por parte del colaborador que no hace más ordenar filas y que muchas veces hace las funciones de Supervisor temporal, cuando esta(as) persona(s) ha sido cuestionada.

Además existe como dijimos anteriormente una persona auxiliar al Supervisor, que le ayuda a este a contar los “LANDING” u hojas o papeletas de Control Migratorio dónde se detallan los datos del pasajero, hasta “cerrar”vuelo ( es decir que todo pasajero en lista proporcionada por la aerolínea, haya pasado por Migración , y así ingresado al país); esta persona auxiliar más el colaborador , son los ayudantes exclusivos, del supervisor, función que también puede realizar cualquier otro oficial de Migraciónpero como dijimos antes, estas personas son las únicas que realizan esta labor, aparte funcionarios de la Dirección de Inteligencia y Seguridad Nacional (DIS), se dedican a lo mismo, a contar “landing” ( y a ver partidos de fútbol en televisión cuando no hay vuelos) y buscar “ no sabemos qué” en las fórmulas que le corresponden a Migración, no es que la DIS, se dedica solamente a la Seguridad Nacional… bueno ya sabemos según las noticias de prensa escrita, así como televisión y radio, a lo que se realizaba la DIS… y muchos de sus funcionarios…, prueba de ello es que varios diputados solicitan la eliminación de dicho cuerpo policial. En pocas palabras se cuenta con alrededor 7 o más personas para hacer la clasificación y el recuento de “landings”.

4) Existe personal de La Fuerza Pública, laborando en Migración aeropuerto, con salarios muy diferentes ( rondando casi los 400 mil colones) al de los(as) Policías de Migración (estos con costos a sobrepasan los 250.000 para un oficial nuevo, estamos esperando la reforma la Ley de Migración a ver si esta situación puede cambiar y así tener un salario digno de un Policía Especial de Migración, y no un salario de un administrativo).El gobierno les paga a los(as) de La Fuerza Pública como si estos estuvieran trabajando en las calles, con los riesgos que este conlleva. Si pidieron traslado, pues entonces que se destaquen como Policía Aeroportuaria, y no como oficial de Migración.

5) La Dirección General de Migración y Extranjería debería dotar de cursos de idiomas, principalmente inglés, tanto a los funcionarios nuevos como a los antiguos, pues da una enorme pena escuchar a un Policía de Migración preguntándole de mala manera a pasajero, “ HOTEL , WHAT HOTEL? “, la pobreza de vocabulario se palma sin estar mucho rato, qué pena para un país cuyas divisas provienen principalmente del turismo, y ante todo que somos la primera IMPRESIÓN del turista al ingresar a suelo costarricense, además deberían dar cursos para tratar con el público, tanto para quienes laboramos en Migración Aeropuerto Juan Santamaría, como en Migración Oficinas centrales en la La Uruca, da vergüenza cómo tratan a la persona residente que llega a renovar su cédula de residencia, no se cumple la Ley 7600, “ciertos funcionarios salen con el pretexto de aquello, de que en Migración “eso” no se hace”) señores pero qué es eso??? Ley es ley…, personas mayores no se les atiende como debe ser, deben hacer las filas como cualquier otra persona, y la protección al adulto mayor???, tras horasy horas de esperar por su carné de residencia, reciben un pésimo trato por parte del funcionario, si no creen, vayan a Migración y realicen una encuesta para ver a cuántos se les atendió amablemente, y verán la alta cifra de personas decepcionadas por el trato, como ya dijimos tanto en el aeropuerto Santamaría como en oficinas centrales de la Uruca. Si hay funcionarios que no les gusta tratar con el público, pues que pidan traslado a Archivo o a Bodega, ahí no se van a sentir presionados, y van a tener la necesidad de tratar mal al turista tanto nacional como extranjero, así como a los residentes.

6) La ley de Migración necesita un cambio, la Policía de Migración , nosotros como oficiales de la misma debemos contar con mayores controles para un efectiva labor de ingreso al país, ningún pasajero que no cumpla con los requisitos de ingreso, debe entrar, en el sistema debe de aparecer bloqueado, no contamos con historial del mismo, esto permite que haya corrupción, ya que esta persona puede ingresar horas después por otro mostrador, atendido por un funcionario cuestionado, e incluso corrupto y así ingresa fácilmente al país.

7) Esperamos que el próximo administrador del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, le otorgue a Migración, el espacio físico digno de un departamento de control migratorio, no es posible que haya 5 funcionarios en un espacio tan reducido, trabajando en las computadoras, y no haya donde colocar las pertenencias de cada uno, puesto que si un funcionario se mueve golpea al otro, y así, además de que tenemos una refrigeradora en el poco espacio que queda y un microondas, esto sucede en el departamento llamado “Operaciones Migración”, es la parte de arriba del aeropuerto subiendo las gradas, deberían irse a dar una vuelta, así como también, al “comedor” de los empleados, en donde no hay sillas donde sentarse a comer, el espacio reducido que ALTERRA dio a Migración para trabajar como para almorzar y tomar café da vergüenza, ah pero no les da vergüenza tener las obras de infraestructura paralizadas, y recoger dinero mensualmente a costa de su mala administración.

Sin más por el momento señores, gracias por su atención, esperamos su pertinente búsqueda de informar al país las situaciones que suceden en esta institución llamada Dirección General de Migración y Extranjería, así como sus sedes, en este caso Migración en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría.