Procuraduría negocia con prófugos

Saludos queridas almas: Entre la lista de cosas que indignan a este Chamuko, está el “acuerdo” a que llegó la Procuraduría General, avalado por un Tribunal Penal, con unos de los mayores sinvergüenzas que han pasado por este país. Y se trata ni más ni menos de los hermanos López, ambos prófugos de la justicia y con orden de captura de Interpol.

Como es posible que el Estado costarricense “negocie” con estos fugitivos chilenos, José Luis y Mariano López Gómez, vinculados directamente con la quiebra del Banco Anglo, el mayor escándalo financiero en la historia del país. Así las cosas los sinvergüenzas alcanzaron un acuerdo con la Procuraduría General de la República para que les devuelva bienes y empresas intervenidas a raíz del proceso.

Los hermanos López, que escaparon de Costa Rica y que se dan la gran vida en Chile, recuperaron gracias a la Procuraduría y un Tribunal Penal las empresas Yamaha y Europa Motors, dos propiedades en San José y una finca cafetalera ubicada en Santo Domingo de Heredia.

Y lo mejor de todo es que se dan el taco de chantajear al Estado, haciéndonos el gran “favor” de comprometerse a cambio de renunciar a cobrar judicial o extrajudicialmente cualquier pérdida patrimonial producida a las empresas y fincas mientras estuvieron embargadas. Ahora en este Infierno entendemos porqué nuestro país es atractivo para los delincuentes: pueden robar y hacer lo que quieran y la justicia costarricense ni cosquillas les hará.

Es muy fácil para la Procuraduría venir a negociar sobre bienes ajenos; los hermanos López no se robaron una bagatela, fueron MILLONES de MILLONES. Esto es ofensivo para la dignidad de todos los ticos y más ofensivo que sean organismos que se supone que defienden al pueblo, los que defiendan los intereses de estos prófugos.