chor-ICE-ría

Saludos queridas almas: Recientemente el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) se opuso a la rebaja de tarifas eléctricas alegando que esto los desfinanciaría y hasta amenazaron solapadamente con cortes de electricidad. Hasta los Tribunales metieron la cuchara en el asunto y dieron luz verde a la rebaja.

Pero no son las rebajas en las tarifas de electricidad las que van a provocar la quiebra de esta institución: El sindicato ANTTEC realizó una denuncia recientemente, donde se evidencia que en el ICE es bastante fácil desangrarlo económicamente y gastar los fondos públicos.

En setiembre del 2004, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) compra una servidumbre que es parte de una finca, propiedad del Sr. Timothy Scott Dunkley, con dimensiones de casi 6.000m2 por la suma de ¢11.000.000 (once millones de colones) aproximadamente $3 el m2, con la compra de esta propiedad el ICE dispondrá de esa servidumbre y podrá instalar una torre eléctrica que se utilizará en el proyecto institucional denominado Líneas de Transmisión Moín-Cahuita. La propiedad está ubicada en la entrada de Moín, Limón; la cual desde ese momento queda debidamente registrada a nombre del ICE.

En Diciembre del 2006, una empresa llamada TRANSOT plantea una demanda contra una parte de la finca del Sr. Scott. Acción que no incluye la servidumbre ya inscrita y pagada por el ICE. Los tribunales judiciales resuelven a favor de la empresa TRANSOT. El ICE hasta este momento no es parte de ningún proceso, pues es la dueña legalmente de lo que había comprado.


El ICE sin reclamar su derecho como correspondía, negocia una nueva compra en el sector en disputa con la empresa TRANSOT comprándole sin razón alguna un terreno de 50.000m2 (incluyendo los 6.000m2 que le había comprado y pagado al Sr. Scott Dunkley) por la astronómica suma de $1.750.000 (un millón setecientos cincuenta mil dólares) casi mil millones de colones (¢1000.000.000), a razón de $35 el m2.

¿Cómo es eso que el ICE compra terrenos con sobreprecios de más del 1000%? A alguien le hicieron el negocio de su vida, y todo a costillas de los fondos del ICE, institución que después se opone a bajar las tarifas alegando que se afectaría su balance financiero. No serán las tarifas bajas las que se pongan en peligro al ICE, sino el montón de ladrones y choriceros que hacen fiesta con sus recursos.

¡Al Infierno Estafadores!