Manifiesto Infernal sobre uniones civiles homosexuales

Saludos queridas almas: El día de ayer salió un campo pagado en Diario Extra en donde una organización denominada "Observatorio Ciudadano" realiza una denuncia contra cinco ministros de la actual administración, por estar a favor del proyecto de ley "Sociedades de Convivencia" que busca legalizar las uniones civiles entre personas homosexuales.
El tal Observatorio asegura que, reconocer legalmente este tipo de uniones va contra los valores de la sociedad costarricense -un asunto muy discutible- y juran que la marcha del pasado 28 de noviembre del año pasado reunió a 50 000 personas y que exigen que su parecer sea tomado en cuenta... quien sabe de dónde salieron esos números, porque esa marcha no fue numerosa.

Ahora, entrando en el meollo del asunto, este Chamuko no entiende la posición del Observatorio Ciudadano... su vocera Alexandra Loria Beeche dijo en uno de sus artículos lo siguiente:

"...Si dos personas homosexuales desean hacer pública su relación, no es correcto el equipararla al matrimonio, pueden crear otra forma jurídica, pero nunca debería llamársele matrimonio porque nunca tendrán la riqueza propia de la complementariedad de los sexos que se da entre un hombre y una mujer..."

La misma Alejandra Loría abre la posibilidad de establecer "otra forma jurídica" para las uniones entre homosexuales. Basta leer el artículo 1 (de un total de 13) del proyecto de Ley:

RECONOCIMIENTO. El Estado reconoce y protege las sociedades de convivencia, que son las uniones de parejas del mismo sexo distintas del matrimonio y que poseen los derechos y deberes que se le reconozcan conforme al ordenamiento jurídico costarricense.

Entonces, si el mismo proyecto de ley especifica que las uniones civiles son diferentes del matrimonio, ¿qué está peleando el Observatorio Ciudadano? Hay que leer el proyecto para saber que es lo que busca, basta leer el artículo 4º para entender que las parejas homosexuales no buscan un reconocimiento de un matrimonio como tal sino que el trasfondo de su lucha es otro.

Pero como siempre, habrán organizaciones hipócritas como la Iglesia Católica que azuzarán a sus fieles a oponerse a este proyecto de ley, tergiversándoles la verdad, y prometiendo las llamas del Infierno a quienes estén de acuerdo con las Sociedades de Convivencia.