Carta de un lector: Hospital Nacional de Niños

Saludos queridas almas: Les dejamos una carta de uno de nuestros lectores, Adrián Delgado,  sobre su experiencia en el Hospital Nacional de Niños, la cual nos parece muy importante compartir con ustedes

Estimado Chamuko:

Soy un lector de su blog y sé que su blog es para denunciar todos los chorizos y choriceros que se dan los gobiernos del país, pero hoy quiero escribirle para contarle sobre la experiencia que tuve en el Hospital Nacional de Niños, donde me place saber que al menos no todo esta tan mal en Costa Rica y que hay instituciones que si funcionan y muy bien, donde hay personal comprometido con su trabajo, con un gran sentido humano y social.

Tuve la experiencia de tener a mi hijo recién nacido durante unos días en el hospital internado y pude comprobar el nivel profesional del personal y del esfuerzo que se hace para garantizar un servicio de salud pública para los niños de primer nivel, donde los doctores enfermeras y personal en general tienen una entrega y una vocación de servicio inigualable, donde uno como padre se siente seguro de la atención que están recibiendo nuestros hijos y donde no son tratados, como si pasa en otros hospitales del país como uno más que llega a estorbar.

A pesar que hoy en día vemos como muchas instituciones del país están estancadas en una serie de amarras burocráticas, ineficiencia laboral, inoperancia completa, directores y jefes que no tienen un norte claro del rumbo que deben llevar, en fin ese montón de factores que hacen que pasen cosas fatales y que después nos damos cuenta que es solo por falta de trabajo serio, falta de compromiso, por corruptos que lo único que buscan es el beneficio propio. Me siento realmente feliz de ver como el Hospital de Niños se ha preocupado por sobresalir como un Hospital modelo, para muchos a nivel latinoamericano y que ese esfuerzo se traduce en beneficios para nosotros los costarricenses, que día a día pagamos con nuestro salario el seguro social.

También hoy más que nunca me enoja sobremanera todos esos patrones irresponsables que buscan la forma de evadir el pago de cargas sociales y no ser solidarios con los costarricenses que necesitan o necesitaran en algún momento de instituciones como esta, que se ha hecho con el aporte de todas y todos los costarricenses y que por dicha funcionan eficientemente.

Por esto quiero agradecer a todos los funcionarios del Hospital Nacional de Niños por su esfuerzo, por su trabajo tesonero en pro de la salud de la niñez costarricense, que día a día hacen grande a esta institución y hacen grande a Costa Rica.

Hay momentos en que uno se encuentra que no todo esta tan mal en este país, y que en verdad si hay gente que trabaja no solo por un salario sino por tener un país mejor.

Atentamente:

Un Papa muy agradecido.