Inauguración del Estadio Nacional: Lo feo, lo malo y lo bueno.

Saludos queridas almas: Ver por fin un Estadio Nacional decente para nuestro país, es motivo de alegría para la gran mayoría de los ticos. Como todo pobre diablo, tuve que tirarme los actos de inauguración por la TV, pero gracias a nuestros agentes infernales y al internet (stream de elchoutv), estuvimos tan bien informados como si hubiésemos estado ahí. 

Lo feo: La mejenga, el equipo se vió bien purete, por momentos el partido se tornó demasiado aburrido, los jugadores nacionales por momentos no echaban... hay que mejorar muchísimo a nivel futbolístico, o de lo contrario, la única forma en que vea a Costa Rica jugando el mundial del 2014, será en un juego de playstation.

Lo malo: Nuestros agentes infernales se quejaron de los precios de las comidas, 2 mil colones para casi todo, desde un microcafé, hasta una botella de agua...Taco Bell que vende en su restaurante un Crunchy Wrap a mil colones, pero en el Estadio cobraba 2 mil...de verdad que lo destuzan dentro del Estadio, porque no se permite llevar comida, así que los limpios tienen prohibido acercarse... quisiera ver a la oficina de Defensa del Consumidor manifestarse en ese aspecto, imaginen que una familia de unos 4 miembros, comprando entradas baratas de 15 mil colones, podría gastar como mínimo unos 120 mil colones en un solo día. 

Otra de las cosas malas, es que nunca faltan un pachuco que raye los baños y parece ser que los del Estadio ya fueron estrenados. Además, hacían falta basureros a la entrada del estadio, el paso de la afición por los alrededores de la Sabana quedó evidenciado por las toneladas de basura que arrojaron.

Otro de los lunares es la erradicación de la reventa, lo cual parece ser misión imposible, pero la culpa la tienen los mismos que les compran a los revendedores una entrada de 85 rojos en dos tejas, si la gente no le comprara a estos lagartos, les apuesto que se les cae el negocio. Aunque también los organizadores de estos eventos cuando venden las entradas, podrían imprimirle el nombre y el número de cédula a cada una, y a la hora de entrar al evento, cada quien presenta su entrada con su identificación y de esta manera se acaba el negocio de los buitres revendedores.


Lo bueno: Estéticamente, el Estadio es toda una joya arquitectónica, es muy sólido y resiste temblores hasta de 8.5 grados en la escala de Richter. Excelente organización, tanto el ingreso como  la salida estuvieron bastante fluidos. Los actos culturales chinos estuvieron magníficos y nosotros no nos quedamos atrás con el juego de pólvora musicalizado por el maestro Federico Miranda (ver video aportado por uno de nuestros corresponsales infernales en el estadio).  La presencia de niños en el Estadio, tanto en las graderías, como los juntabolas y los niños que participaron en el canto del acto cultural, le dieron una tónica más familiar a los actos de inauguración.

Proyectaron un video que recapituló la historia del deporte costarricense, el cual estremeció los sentimientos de este pobre diablo, hasta el punto en que casi se le salen las lágrimas de la nostalgia viendo el gol de Hernán Medford contra Suecia en Italia 90. El homenaje a los trabajadores chinos que participaron en la construcción de este Coliseo y al trabajador que lamentablemente falleció, estuvo más que merecido...ojalá tuviéramos ese tipo de trabajadores en las cuadrillas del MOPT, JAPDEVA, AyA y del ICE.

En síntesis, el espectáculo en los actos inaugurales estuvo a la altura.

Post Relacionados:
Paloma del Amanecer: Estadio Nacional, sancocho de sentimientos y posiciones.
Con Derecho al Abucheo: Lo que hacemos bien - Estadio Nacional
G33k!: Como acabar con los revendedores en el estadio