María Luisa Ávila: No soy extremista

Saludos queridas almas: Recientemente La Nación publicó uno de los cables de wikileaks donde se da a conocer la presión de los gringos con el fin de flexibilizar los controles de AH1N1 del Ministerio de Salud para los marineros que venían de USA. Recordemos que el mundo estaba en alerta mundial por la pandemia de este y el Ministerio de Salud impuso como requisito, un cuestionario de seguimiento para los extranjeros de países afectados que ingresaban al país.

Los marines venían a colaborar en labores humanitarias, pero por políticas de seguridad, ellos no brindan información de sus miembros a gobiernos extranjeros. Ante la negativa del Ministerio de Salud para flexibilizar dicho control, dicha labor humanitaria no llevó a cabo. Los diplomáticos gringos califican la gestión de la Ministra de Salud como testaruda y afirman que este es otro caso de "hiperlegalismo" tico. Quisimos conocer la versión de la Dra. María Luisa Ávila, quien respondió nuestras preguntas al respecto:


El Chamuko: ¿Qué tipo de presiones ejerció el gobierno de los Estados Unidos sobre el Ministerio de Salud?

Dra. María Luisa Ávila (Maluavi): La Embajada de manera directa solo llamó diciendo que por razones de seguridad de USA, no podían dar los nombres de los marines que venían en los barcos y por ende llenar el cuestionario, y que venían en labores humanitarias. Llamó gente de la zona diciendo que la ayuda era muy necesaria, un diputado llamó diciendo lo mismo. Pero nos mantuvimos que el requisito sanitario es requisito sanitario y aplicaba para todos por igual sin considerar su nacionalidad u oficio. Le comenté el caso al presidente Arias y él me dijo que si era lo que había que hacer lo hiciera y que contaba con su apoyo a mi decisión. Así fue lo que recuerdo.

El Chamuko: ¿Hubo algún tipo de intimidación en esa llamada? ¿Como por ejemplo, que los gringos no colaborarían con X ó Y programa sino se les permitía a sus marines ingresar al país sin llenar el cuestionario?

Maluavi: No fue intimidante, solo que se iba a perder la ayuda que iban a dar.

El Chamuko: ¿Pero qué implicaciones tenía llenar ese cuestionario? De todas formas no era un examen médico.

Maluavi: Lo que se pedía era un cuestionario elaborado por el MS para medir condiciones de riesgos que ameritarán valoración médica, y/o aislamiento, y además seguimiento de la cadena de contagio en caso de que nacionales o ciudadanos del país iniciaran con la enfermedad.

El Chamuko: Pero de todas formas, el que llenaba el cuestionario podría haber mentido...

Maluavi: Claro, pero iba acompañado de informe del médico del barco y es un documento con implicaciones legales.

El Chamuko: Algunos la tildaron de extremista, ¿porqué no hizo la excepción con la armada de los Estados Unidos si venían a hacer una labor humanitaria?

Maluavi: Primero no soy extremista, hago lo que se debe de hacer aunque no sea popular. Hacer excepción a los marines implicaba primero un riesgo ya que podían estar en periodo de incubación por ser norteamericanos, donde había empezado la pandemia, y tercero es un asunto de principios, no se puede flexibilizar por ayudas ya que eso es venderse y si la ayuda era necesaria nuestro deber era proporcionarla y no por ella exponer a los nuestros a riesgo alguno.

El Chamuko: Pero los gringos traían médicos en su barco, si ellos hubieran tenido un caso de gripe AH1N1 tomarían las medidas sanitarias del caso.

Maluavi: Claro, pero eso implicaba entregar el control y no tener idea de lo que podía pasar.

El Chamuko: Los gringos califican su posición de testaruda y otro caso de "hiperlegalismo" tico ¿qué opina de eso?

Maluavi: Vamos a ver, si ser firme ante una decisión tomada es ser testaruda, si lo soy, pero no hiperlegalista.

El Chamuko: Pero pareciera un ejemplo de cómo la burocracia no le permite al país avanzar, estos señores venían a aportar su grano de arena con ayuda humanitaria.

Maluavi: No es eso, era una situación de pandemia, en condiciones normales no hubiese habido problema, la misma norma se aplicó para los cruceros de turistas. Al final los mismos estadounidenses me dieron al razón al decir que lo que yo dije que iba a pasar, pasó.