Condenan a la UCR por censura a Premio Nobel

Saludos queridas almas: El pasado 02 de febrero el Consejo Universitario (CU) de la Universidad de Costa Rica (UCR) solicitó cancelar la conferencia del Premio Nobel de la Medicina James Watson, porque consideraban que este señor en el pasado había hecho afirmaciones racistas, homofóbicas y misóginas. Al día siguiente, hasta la rectora de la UCR calificó esa acción del CU como un acto de censura.

Pues para no cansarlos con el cuento, el abogado Yashin Castrillo Fernández interpuso un recurso de amparo contra este acuerdo del CU, y la Sala lo declaró con lugar, condenando a la UCR al pago de costas, daños y perjuicios. 

4160-11. LIBERTAD DE EXPRESIÓN. SOLICITUD DE SUSPENSIÓN DE CONFERENCIA. El recurrente impugna el acuerdo del Consejo Universitario de la UCR, tomado el 01 de febrero del 2011, donde solicita la suspensión de una conferencia impartida por el Premio Nobel de Medicina sobre ADN, basado en que el conferencista ha hecho manifestaciones contrarias a principios y valores del Estatuto Universitario. En este caso concluye esta Sala que aunque el acuerdo impugnado no conllevó a la suspensión de la conferencia y que con posterioridad el Consejo Universitario reconoce que se excedió en sus competencias; se constata que la amenaza de violación a la libertad de expresión y cátedra, dado que el acuerdo tomado por el Consejo Universitario para solicitar suspender la realización de una conferencia constituyó una forma de silenciar las manifestaciones del pensamiento, ideas, opiniones, creencias, convicciones o juicios de valor del conferencista, lo cual es una censura previa. Se declara CON lugar el recurso, en consecuencia, se previene a ALBERTO CORTES RAMOS, Director del Consejo Universitario de la Universidad de Costa Rica, o a quien en su lugar ocupe este cargo, no volver a incurrir en los actos u omisiones que dieron mérito para acoger este recurso, bajo apercibimiento de cometer el delito sancionado en el artículo 71 de la Ley de la Jurisdicción Constitucional. Se condena a la Universidad de Costa Rica al pago de las costas, daños y perjuicios causados con los hechos que sirven de base a esta declaratoria, los que se liquidarán en ejecución de sentencia de lo contencioso administrativo. CL