Condenan al ICE por espiar a sindicalista

Saludos queridas almas: El año pasado el sindicalista Jorge Arguedas del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) denunció ser objeto de espionaje de parte de esa institución e interpuso un recurso de amparo por esta violación a sus derechos fundamentales.

Les informo que recientemente la Sala Constitucional en su voto 6571-2011 declaró con lugar el recurso interpuesto por Arguedas y ordenó al ICE no volver a incurrir en estas ilegítimas prácticas. Al respecto, Arguedas en un comunicado del sindicato ANTTEC manifestó que "Revisando nuestro actuar y de la forma en muchos de ustedes nos han ayudado con sus aportes, oraciones y vibras positivas, llego a la conclusión que lo más grande de todo esto es que TENEMOS LA RAZÓN Y LA VERDAD".

Por su parte, la Presidencia Ejecutiva del ICE mediante un comunicado manifestó que "La decisión de la Sala Constitucional en este tema se ajusta en todo a lo manifestado por la Presidencia Ejecutiva del ICE desde hace aproximadamente un año cuando categóricamente rechazó la forma utilizada para llevar el control de las actividades del recurrente. Por tanto, el fallo constitucional es totalmente avalado por esta Presidencia Ejecutiva y asegura que se tomarán todas las acciones necesarias para su efectivo cumplimiento."


Voto 6571-2011: Se declara con lugar el recurso. Se advierte a Juan de la Cruz Brenes Solera y a Javier Escribano Montoya, en sus respectivas calidades de Coordinador de Protección y Seguridad con recargo del proceso de Coordinador del Macro Proceso de Seguridad, y de Coordinador del Proceso de Investigaciones, o a quienes ocupen esos cargos, así como a quien ocupe el cargo de Presidente Ejecutivo, del Instituto Costarricense de Electricidad, abstenerse de incurrir en el futuro en la actuación ilegítima aquí declarada, y de utilizar el material recabado como medio probatorio, bajo apercibimiento de que, de no acatar esta orden, el infractor incurrirá en el delito de desobediencia y, que de conformidad con el artículo 71 de la Ley de esta Jurisdicción, se le impondrá prisión de tres meses a dos años, o de veinte a sesenta días multa, a quien recibiere una orden que deba cumplir o hacer cumplir, dictada en un recurso de amparo y no la cumpliere o no la hiciere cumplir, siempre que el delito no esté más gravemente penado. Se condena al Instituto Costarricense de Electricidad al pago de las costas, daños y perjuicios causados con los hechos que sirven de base a esta declaratoria, los que se liquidarán en ejecución de sentencia de lo contencioso administrativo. Notifíquese esta sentencia en forma personal a los funcionarios indicados en esta parte dispositiva, a o quienes ocupen esos cargos.-