Crisis del gobierno

Saludos queridas almas: La salida de la Ministra de Salud, Dra María Luisa Ávila es una noticia lamentable, en este infierno consideramos que la señora era la mejor funcionaria de alto rango que este país ha tenido en varias administraciones. El conflicto de visión sobre cómo resolver el problema de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) fue lo que ocasionó su salida, según nos cuenta ella misma en su nuevo blog.

Una excelente noticia es el nombramiento del diplomático Enrique Castillo como Canciller de la República, el papel que hizo en la defensa de la soberanía de nuestro país ante la Organización de Estados Americanos (OEA), fue bastante bueno. Por un momento este Chamuko se sintió muy feliz porque este movimiento implicaba la salida de René Castro de la Cancillería y probablemente del gobierno, pero ¡sorpresa! lo metieron como Ministro de Ambiente.

Ese nombramiento apesta a petróleo, todos sabemos que René Castro y su delfín Allan Astorga fueron los traidores a la patria que le sirvieron el país en bandeja de plata a las petroleras. En este momento SETENA está revisando un recurso de apelación de Mallon Oil y si ellos lo rechazan, a quien le tocará resolver la nueva apelación será René Castro, y con los antecedentes anteriormente descritos, es razonable sospechar que René Castro les dirá ¡Welcome Petroleras!

Y en cuanto al nombramiento de Yessenia Calderón como presidenta ejecutiva del AyA en lugar de Oscar "Don Juan" Núñez, la presidenta habló cosas muy bonitas de la señora Calderón. Lo que no dijo doña Laura es que Yessenia Calderón fué una de las comensales del Restaurante Ceruti donde Clara Zomer y otros políticos se comieron un almuercito de 627 000 colones.

Este año ha sido de bastantes movimientos en el gabinete, este Chamuko percibe que el gobierno de Laura Chinchilla se debilita con tantos ajustes, lo que demuestra que desde el inicio no se rodeó de la gente adecuada para gobernar, y cuando ha tenido personas que si han sido eficientes en la gestión -como la Dra. Ávila- no las retienen. Como ciudadano no veo un rumbo de este gobierno, no veo promesas de campaña cumplidas y solo chantajes nos ponen desde Casa Presidencial para que se aprueban nuevos impuestos para alimentar la sed de sangre de pueblo de esta administración. En seguridad, que fue la principal promesa de Laura Chinchilla, cada vez estamos peor, ese lema de "construimos un país seguro" hasta lo siento como una burla a la población.

El gobierno está en crisis, y es obvio que la presidenta siempre lo negará.