Sobre la Ley Anti-Tabaco

Saludos queridas almas: En este momento hay una discusión en la Asamblea Legislativa sobre la Ley Anti-Tabaco. Estoy de acuerdo en casi todos los puntos que se proponen, como prohibir el fumado en zonas públicas, que se elimine la publicidad de tabaco, que solo se permita la venta de cajetillas de 20 cigarrillos, que pongan imágenes que desestimulen su consumo, entre otros. Inclusive estoy de acuerdo con meter un impuesto de 20 colones por cigarrillo tal y como está proponiendo tanto el oficialismo como la oposición.

Actualmente una cajetilla de 20 cigarrillos cuesta entre 600 y 1000 colones, con este impuesto costaría 400 colones más, se supone que estos recursos irían para el sector salud, precisamente para atender y prevenir las enfermedades derivadas del tabaquismo. Solo hay una cosa que me preocupa de esta iniciativa: Que se alborote el contrabando de cigarillos para evitar el pago de impuestos y ahí si que estamos jodidos.

En Costa Rica, el contrabando es casi un deporte nacional, desde los tiempos de mi bisabuelo -y hasta la actualidad- el guaro de contrabando nunca ha sido erradicado; hoy día piratean software, películas, música, ropa, etc, como si nada, basta darse una vuelta en Chepe Centro para ver cómo pululan los vendedores ambulantes con estas varas (lo más malo que les puede pasar es que les decomisen la mercadería) y es obvio que hay redes criminales que se benefician de estas actividades. Es muy probable que ahora empecemos a ver en la avenida central y otros puntos de la capital a los vendedores ofreciendo paquetes de cigarrillos a 500 colones...les apuesto mis cachos!

Lastimosamente, nuestras autoridades son incapaces de erradicar el contrabando y si este se dispara a causa del impuesto a los cigarrillos, los que se van a enriquecer son los contrabandistas y quedará menos plata para el sector salud. Como si ya no tuviéramos suficiente con el crimen organizado del narcotráfico, también tendríamos que lidiar con los zares del tabaco. Aquí es donde yo dudo mucho que las autoridades puedan hacer algo al respecto. Además ¿La ley anti-tabaco traerá castigos que desestimulen el contrabando? porque no he escuchado alguno.

Para que nos hagamos una idea del problema: A nivel mundial, Paraguay es uno de los principales productores de cigarrillos de contrabando (10% de la producción mundial), y junto con India, China y otros países, surten el mercado negro de América Latina.  En Uruguay, el 25% de cigarrillos que se consumen son de contrabando. Cuando los gringos le metieron impuestos al tabaco, aumentó el contrabando desde México. En Colombia, el contrabando es mayor en la costa y deja pérdidas multimillonarias al fisco. En la Unión Europea el 10% de los cigarrillos que se consumen son de contrabando. En España después de subir el impuesto al tabaco se incrementó su venta ilegal.

En Panamá, donde existe la mayor carga impositiva al tabaco a nivel centroamericano, el contrabando controla una porción importante del mercado del tabaco y va en aumento, llega al Canal de Panamá procedente de India, China, Paraguay y del Canal para el norte. En Honduras, el contrabando ha dejado pérdidas por más de $23 millones y se ha convertido en una de las actividades ilícitas que más pérdidas le ha dejado al fisco. Solo para citar algunos ejemplos.

Mafias organizadas son las que controlan la actividad y son las que se enriquecen, robándole dinero al fisco y a los sistemas de salud de los países afectados por el contrabando de cigarrillos. Espero que con estos impuestos, no estimulemos el nacimiento de varios Al Capones ticos, máxime si se quieren subir en el futuro.

Les dejo este documento de la Organización Panamericana de la Salud y del Banco Mundial con el ABC del Contrabando de Tabaco. Recomiendo su lectura.