Jubilación Adelantada: Otra "agarrada de maje" para el pueblo

Saludos queridas almas: Los diPUTAdos una vez más nos quieren ver la cara de idiotas: acaban de aprobar una ley en primer debate, que "permite" que los empleados públicos o privados se jubilen cinco años antes; eso sí, hay que pagar montos exorbitantes para comprar esta jubilación anticipada, lo que la hace inalcanzable para la gran mayoría de los trabajadores.

"Un trabajador con un sueldo de ¢300.000 debe hacer un avance de ¢13,6 millones para que su pensión sea de ¢187.500. Los que ganan ¢800.000 y pretenden ¢500.000 al mes, deben hacer un anticipo de ¢36 millones" Cinco años equivalen a 60 meses, haciendo un cálculo simple, hay que pagar 226 666 colones mensuales para acceder a una pensión de 187 500; y los que puedan optar por una pensión de 500 000 colones por mes, les toca desembuchar 600 000 colones mensuales. ¿Dónde chamukos está la ganancia para el trabajador que quiere adelantar su jubilación?

Esta ley es estúpida y solo viene a darnos a los trabajadores atolillo con el dedo. Sale mucho mejor quedarse bretiando esos cinco años e ir guardando la plata, que comprar esa onerosa pensión adelantada. Por supuesto que la aprobación de este adefesio legal es el pretexto que quería el Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE) para apoyar al gobierno con su plan fiscal.

¿A quien beneficiaría esta ley? Probablemente a la clase política, porque ellos SÍ tendrían los recursos para comprar una pensión adelantada; también quedarían beneficiadas las garroteras y otras entidades financieras que ofrezcan financiamiento para la compra de esta jubilación.

Como dijo Chiyjin Cheng Vargas con respecto a esta ley: "Es como cuando los esclavos se revelaron en contra de sus amos, y el gobierno para calmar la muchedumbre decide pasar por ley, diciéndole a los esclavos, quien pueda pagar por su libertad será libre; cosa que difícilmente un esclavo pueda tener la cantidad de plata para su libertad. Esto es casi lo mismo, comprar 5 años de jubilación no parece rentable".

¡Que se vayan al Infierno los diPUTAdos!