Alcaldecidios: Mecanismo de defensa del pueblo

Saludos queridas almas: El pueblo empieza a tomar conciencia de la poderosa arma que tiene en sus manos contra los alcaldes que por su incompetencia o corrupción, no han hecho nada por su cantón o lo han hundido más de la cuenta. El plebiscito es una especie de seguro que tiene la población contra el jerarca inepto o corrupto.

Los primeros en dar ese paso, fueron los vecinos de Pérez Zeledón quienes echaron a Luis Mendieta del PLN  de la Municipalidad. Para este año se sabe que en Siquirres habrá plebiscito para ver si sacan a la Alcaldesa Yelgi Verley del PASE. Existen fuertes rumores que hay vecinos en otros cantones planeando alcaldecidios como en Limón (Nestor Mattis del PLN), Santa Cruz (Jorge Chavarría del PLN), Osa (Alberto Cole del PLN) ó Aguirre (Lutgardo Bolaños del PLN) entre otros. De hecho, el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) no descarta una ola de solicitudes de este tipo de procesos.

Ojalá los costarricenses tuviéramos la posibilidad de volarnos a otros altos funcionarios elegidos mediante voto popular con un plebiscito. Les apuesto mis cachos a que si le hicieran una consulta a los habitantes de Puntarenas sobre la permanencia del diputado Jorge Angulo en su curul, hace rato se lo hubieran volado. Sería interesante ver lo que sucedería en una eventual consulta para determinar la permanencia de Laura Chinchilla en Zapote, y más después del desmadre con el pacquetazo fiscal, de la persistente inseguridad (su principal promesa de campaña fue seguridad), entre tantos lunares de este gobierno.

Claro que la aplicación indiscriminada de plebiscitos también es un arma de doble filo, porque podría generar que los jerarcas apliquen medidas demagógicas para aferrarse al puesto. Pero en nuestra realidad, este es un riesgo que hay que correr, en vista de la ineficiencia, ineptitud y cleptomanía de algunos funcionarios.

PD: Feliz Año Nuevo a todos nuestros lectores. Acá continuaremos desde esta trinchera infernal, brindando información alternativa, chota política y denuncias. ¡Ya estamos por cumplir cinco años de existencia!