PACE: Partido Accesibilidad CON Exclusión.

Saludos queridas almas: Uno de los principios del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE) según el artículo 4, inciso c, de sus estatutos es "la lucha contra cualquier forma de discriminación y exclusión humana". Sin embargo, de un tiempo para acá, es conocida por todos la lucha de este partido contra las relaciones homosexuales. Su líder Oscar López, ha dicho públicamente que el PASE tiene un compromiso, entre otras cosas, contra las minorías sexuales.

Si esto no es discriminación y exclusión humana, entonces yo soy un santo católico. El PASE dejó de lado los principios que le dieron vida como agrupación política y se convirtió en el Partido Accesibilidad CON Exclusión (PACE), solo por quedar bien con las altas esferas clericales de este país y con los grupos homofóbicos, olvidando que legislan a favor del pueblo y no de los intereses de la Iglesia Católica. 

Costa Rica firmó una declaración que exhorta a la comunidad internacional a poner fin a las violaciones de los derechos humanos basadas en la orientación sexual e identidad de género. En el gobierno y en estos grupos políticos radicales, poco les importa el compromiso adquirido a nivel internacional. Uno puede esperar esta majadería de los diputados evangélicos; pero no de un partido que en teoría lucha contra contra cualquier forma de discriminación y exclusión humana.

Paradójicamente, la iniciativa contra el maltrato animal es una prioridad en la agenda del PACE, lo que demuestra que para este partido, los derechos de las personas homosexuales están por debajo de los derechos de los animales. Y que conste que apoyo la iniciativa contra el maltrato animal, pero por ello, no puedo justificar la discriminación del PACE a las minorías sexuales.

El PACE ha sabido cómo sacarle rédito al sentimiento del "pobrecito" y muchos electores cayeron inocentemente en la trampa. En campaña no se hablaba de oposición extremista contra los derechos de las minorías sexuales; tampoco los electores sabíamos que uno de sus actuales diputados fue condenado por estafa, ni que el secretario general de la agrupación había estado en prisión por intento de soborno a un juez de la República. Ambos casos fueron unos golazos a la prensa investigativa que no revelaron en campaña estos detallitos. Los electores teníamos derecho a escoger si apoyábamos o no al PACE a pesar de estos antecedentes.

Ya no más hipocresías. El PACE se supone un partido que lucha por los derechos de las minorías con alguna discapacidad, y les apuesto que dentro de esta minoría hay personas homosexuales. Si van a seguir con su telele discriminatorio, entonces que cambien sus estatutos y el nombre de su partido.