Sobre la renuncia del ministro del MOPT

Saludos queridas almas: Cuando sucedió el famoso robo de armas de la Dirección de Tránsito del Ministerio de Obras Públicas y Transportes, el Ministro Francisco Jiménez no renunció y se defendió argumentando que él no tenía responsabilidad por este suceso.

Llama la atención de este pobre diablo que hoy, el señor Ministro esté dejando su cargo por denunciar actos de corrupción en la construcción de la vía fronteriza Juan Rafael Mora Porras -según se infiere de las publicaciones en la prensa- y que esté reconociendo que tuvo responsabilidad política en estas anomalías.

Es extraño que Jiménez no se aferrara al cargo argumentando que el no cometió ningún acto de corrupción y que no puede responsabilizarse por las conductas de sus subalternos como lo hizo con el robo de las armas. Es extraño que en el pasado no renunciara, porque es innegable la responsabilidad política por el eterno problema de la platina y del robo de las armas del MOPT. Qué raro que antes nos saliera con una cosa y que ahora nos salga otra.

Cualquiera podría pensar que esto es una estrategia del gobierno para levantar su alicaída credibilidad. Pero en fin...en buena hora que se dió la separación, por los motivos que hayan sido. La realidad es que muchos costarricenses estamos indignados ante la falta de respuestas del MOPT con la platina y que el robo de las armas siga impune (nadie ha sido sancionado aún). Ahora habrá que esperar a ver a quien ponen en el puesto.