Discurso Ambiental del país más feliz del mundo

Saludos queridas almas: La presidenta Laura Chinchilla anda paseando en el extranjero y tirando pedradas a otros países que acusa de no hacer su tarea ambiental. Sin embargo en nuestro país, su gobierno ha tenido muchos desaciertos en esta materia: Crucitas, la Chori Trocha, el garrotazo-impuesto a los autos eléctricos, INCOPESCA, por citar algunos... Como dice mi abuelita "El burro hablando de orejas".

El gobierno se ufana de "medallas verdes" y presenta al extranjero a una Costa Rica salida de la imaginación de los políticos de turno. Este gobierno no tiene moral para hablar sobre ambiente, razones sobradas existen, y menos la señora presidenta que en el pasado llamó a una cruzada anti-ambientalistas.

Lo irónico del asunto es que el gobierno espera que los medios de comunicación se queden callados y no informen lo que está sucediendo; y si alguien cuestiona las "políticas ambientales" gubernamentales, lo tildan de antipatriota y lo acusan de frenar el progreso del país, solo por hacer uso de los instrumentos que nos da un régimen democrático de derecho... El gobierno solo quiere que la prensa y la población hable bellezas  de su gestión, y esconda debajo de la alfombra esos "detallitos"... ¡Bonita Cosa!  

Doña Laura debe ser consecuente con lo que predica, no podemos ser candil en la calle y oscuridad en la casa. El doble discurso ambiental, solo nos pone en ridículo a nivel internacional, aparte de la afectación de nuestro medio ambiente.

¡Al Infierno la Hipocresía Ambiental!