Secretos de Estado duran 30 años

Saludos queridas almas: ¿Debería el Estado Costarricense tener secretos? Antes de presentar mi opinión, me parece que es necesario ver lo que dice el artículo 10 de la Ley del Sistema Nacional de Archivos:

Artículo 10.- Se garantiza el libre acceso a todos los documentos que produzcan o custodien las instituciones a las que se refiere el artículo 2 de esta ley. Cuando se trate de documentos declarados secreto de Estado o de acceso restringido, perderán esa condición después de treinta años de haber sido producidos, y podrán facilitarse para investigaciones de carácter científico-cultural, debidamente comprobadas, siempre que no se irrespeten otros derechos constitucionales

Treinta años es demasiado tiempo para que un país que no tiene ejército, ni diseña armas, ni nada parecido, guarde información. Es comprensible que algunos asuntos deban declararse secreto de estado (documentos que se llevan a litigio a la Corte Internacional de Justicia, por ejemplo), pero en cuanto termine la razón por la cual debe ser secreto, esta información debe ser completamente pública.

Y hay que tener mucho cuidado con lo que se declare bajo esta figura; imaginen por un momento que toda la información relacionada con la ChoriTrocha hubiera sido declarada secreto de estado invocando una cuestión de seguridad nacional (como se intentó en algún momento)... nos enteraríamos de todo el chorizo hasta el año 2042. En este país la clase política está tan desprestigiada, que declarar un secreto de estado es prácticamente sinónimo de corrupción.

En Costa Rica no existe una ley sobre los secretos de estado, y éstos se encuentran regulados de manera desarticulada, dispersa e imprecisa. Esta omisión ha provocado que sea el Poder Ejecutivo quien declare secreto de estado mediante decreto, cuestiones que tienen que ver con seguridad, defensa nacional o relaciones exteriores. La Sala Constitucional ha reprochado esta situación en varias ocasiones.

Ahora, es necesario diferenciar aquellas informaciones que no son estrictamente declaradas secreto de estado, pero que deben ser confidenciales, por ejemplo, la información policial sensible que pudiera comprometer el combate a la delincuencia, necesita ser protegida para no alertar a los hampones (investigaciones criminales, allanamientos, etc).  Ahora que la apertura de telecomunicaciones y seguros es una realidad, alguna información del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y del Instituto Nacional de Seguros (INS) debe ser protegida bajo la figura del secreto corporativo con el fin de mantener su ventaja competitiva frente a otras empresas.

Me parece que el Estado puede tener secretos en situaciones excepcionales, pero jamás pueden durar 30 años. También es necesario crear una legislación que regule claramente este tema, pero con las asambleas legislativas que hemos tenido en los últimos tiempos, a mi me da terror lo que pueda suceder cuando quieran meterle el diente al tema.

Invitados a leer más opiniones sobre este tema sugerido en Ticoblogger.