Sobre la separación del cargo de la viceministra de cultura

Saludos queridas almas: Desde ayer circula un video en internet de la Viceministra de Cultura, Karina Bolaños en una pose erótica y hoy salió una publicación en La Teja con respecto a esta funcionaria. Por ese video, se acaba de confirmar la separación del cargo de la funcionaria. Esto nos recuerda los cuidados que debemos tener en el mundo 2.0 cuando de vida privada se trata, los momentos íntimos, son íntimos y se corre el riesgo de que sean filtren si se graban.

Aunque Karina Bolaños no es santa de mi devoción, si pienso que fue una mala jugada que subieran ese video a youtube, pero lastimosamente es una dura lección de los riesgos existentes cuando se elabora este tipo de multimedia. Creo también que la señora debe presentar una denuncia formal, porque ella sabe muy bien a quien le entregó ese material.

Como lo he dicho en otras ocasiones: si bien es cierto, cada quien hace con su vida privada lo que le venga en gana, también debemos tener claro que los actos privados deberían quedarse en esa esfera. Cuando uno utiliza una cámara o cualquier dispositivo de grabación o transmisión de fotos o videos, debe estar consciente que existe una alta probabilidad de que la privacidad sea violentada, y en este caso, con consecuencias nefastas.

En el pasado, hubo un escándalo similar con el ministro de Turismo Allan Flores, sin embargo, es curioso ver  como sigue en el puesto y el asunto no pasó de un escándalo de tres días. En cambio, en el caso de Bolaños, esta se convierte en la primera funcionaria de gobierno en la historia, que es separada de su cargo por un asunto de su vida íntima (al menos que yo sepa). ¿Porqué no le aplicaron la misma receta a Allan Flores?

La estrategia del gobierno de separar a la Viceministra Bolaños de su cargo, me parece bastante mala, porque con ello la convierten en el mártir de su propio escándalo, y la señora presidenta se ha puesto una toga de jueza de la moralidad, siendo que otros funcionarios de su gabinete se han jalado tortas peores y relacionadas con las funciones de sus cargos, y nada les ha ocurrido.

Se las dejo picando. 

Conozca otras opiniones: