Sobre los programas de perversión sexual del MEP

Saludos queridas almas: El diabólico plan para pervertir sexualmente a todos nuestros niños y jóvenes ya cuenta con la valiente oposición de la Alianza Evangélica que se apresta a interponer 3000 recursos de amparo contra ese programa de perversión sexual del Ministerio de Educación Pública (MEP).

Dejando de lado el sarcasmo, es increíble hasta donde llegan las ganas de joder de algunos. La educación sexual en las aulas es necesaria y debe estar elaborada con criterios científicos, el programa está hecho por expertos, no por fanáticos religiosos. No es un plan maquiavélico secreto, que solo se obtiene con un amigo diputado en la Asamblea, es tan público que está disponible en la página del MEP para que cualquiera lo pueda leer. 

Muchos de los que se oponen no han leído ni una de sus 97 páginas, y solo replican lo que han escuchado de líderes religiosos. No encontré ni un solo presupuesto de inmoralidad que tanto dicen en la Alianza Evangélica; probablemente pretenden que en estos programas se les indique a las mujeres que deben vestir como monjas y que los homosexuales deben ser apedreados hasta morir.

En estos tiempos donde con solo un click basta para accesar a cualquier tipo de información, es necesario que se pongan en práctica políticas educativas tendientes a informar a la niñez y juventud sobre aspectos de sexualidad. Ninguna iglesia tiene derecho a interponerse en políticas de estado y mucho menos agarrar de títeres a sus adeptos para joder la vida, solo porque no les dan bola. En el pasado, la sexualidad se enseñaba en las escuelas bajo las órdenes de la iglesia, y como es notorio, no sirvió para nada.


Interponer un recurso de amparo es un derecho de cualquier ciudadano para proteger sus  intereses, pero que una organización promueva la presentación de tres mil de ellos y sobre el mismo tema, no es otra cosa que ganas de joder, figurar y chantajear al MEP.

Los tiempos en los que la Iglesia dictaba políticas de Estado, están en el pasado, y así debe seguir. Y como dijo Manuel Chacón en Twitter: "Uno sabe quienes no tienen sexo cuando inventan tres mil mociones a una guía de educación sexual.