Anonimato y Libertad de Expresión

Saludos queridas almas: La libertad de expresión de la que tanto nos jactamos en este país, en algunos casos es solo un espejismo. He visto cómo se persigue a funcionarios públicos honestos cuyo único "error" ha sido denunciar irregularidades de las cuales son testigos; muchos de estos funcionarios a la larga se arrepienten, después de pasar por la tortuosa vía del Mobbing Laboral -en algunos casos después de quedar sin trabajo- y otros al sentir en carne propia el poder del aparato represor, prefieren optar por el silencio y el dejar ver, dejar pasar.

Solo para recordarles unos cuantos casos, el oficial que denunció el abuso de recursos por parte de la ex-diputada Maureen Ballestero está enfrentando en este momento una gestión de despido. También existe un proceso penal para perseguir a los héroes del Ministerio de Hacienda que delataron la evasión fiscal del ex-ministro Fernando Herrero. El Consejo Nacional de Vialidad (CONAVI) ha emitido directrices específicas, donde se le recuerda a los empleados las graves consecuencias de delatar actos de corrupción. También hay que recordar la persecusión abierta que en algún momento ordenó el MOPT contra dos colegas Ticoblogger que denuncian irregularidades en ese ministerio. Estos son solo algunos ejemplos de las cosas que le esperan a los empleados públicos honestos.

Sin el anonimato, es probable que los Héroes de Hacienda en este momento tuvieran que estar pagando abogados para defenderse de procesos penales y gestiones de despido; o probablemente hubieran preferido callar y nunca nos hubiéramos enterado de la evasión fiscal del exministro de hacienda.

En este Infierno hemos optado por el anonimato, como una forma de protección a los ciudadanos (en especial de funcionarios públicos) y al editor de este blog, de posibles represalias -no solo de corte laboral- que podrían enfrentar si dieran a conocer las irregularidades que conocen con su nombre y apellidos. A nuestro correo infernal llegan todo tipo de comunicaciones, desde denuncias, opiniones, etc...hasta amenazas de quemar la casa o de romperle el hocico al editor de este blog. 

Los blogueros no tenemos medios de comunicación tradicionales que nos respalden, y los que optamos por la denuncia mucho menos. En este Infierno se han tocado grandes intereses no solo políticos, sino de algunas empresas, por lo cual es preferible el anonimato a ser perseguido. El Chamuko es una persona común y corriente, con familia y empleo en la función pública, por lo que revelar mi identidad, solo serviría para ser objeto de persecusión y poner en riesgo a mi propia familia.

No se puede desconocer la existencia de perfiles anónimos o seudónimos que utilizan este escudo con propósitos delincuenciales, este tipo de perfiles son fácilmente identificables por la poca cantidad de seguidores, por lo que dicen y porque carecen de credibilidad. Pero lo anterior tampoco puede ser pretexto para generalizar a todos los usuarios que utilizamos un álter ego para escribir. 

Las denuncias que se publican son analizadas por el editor de este blog y se corroboran por lo general en fuentes públicas (sitio web del Poder Judicial, CCSS, etc) también enviamos correos electrónicos a las personas denunciadas con el fin de conocer su versión, aunque los mismos en ocasiones no sean contestados. En algunas ocasiones se publican artículos de opinión, algunos de nuestros lectores y en otras ocasiones son opiniones meramente subjetivas y parcializadas de este pobre diablo.

La objetividad no es un concepto que se maneja en este blog, lo que se practica es la equidistancia de la información, es decir, se trata de poner en la palestra las versiones de las partes involucradas. El derecho de respuesta es algo que incentivamos, cualquier persona que se sienta afectada por una publicación de este blog, puede solicitar su derecho de respuesta, el cual será reproducido aquí y en los canales sociales del Infierno en Costa Rica...mientras que con los medios tradicionales, en algunas ocasiones hay que ir hasta los Tribunales para conseguir la publicación de un derecho de respuesta.

Este blog no tiene una agenda definida porque no tiene patrocinadores ni intereses que defender, la "agenda" siempre está en constante construcción y por lo general es propuesta por los lectores, no hay una línea editorial definida más que la lucha contra la corrupción. El Chamuko es uno y no varios, el uso de plural que en ocasiones utilizamos tiene que ver con el concepto de "plural de modestia" el cual se utiliza para incluir al lector; además, es evidente que en la mayoría de las publicaciones las denuncias son aportadas por ciudadanos y algunas en menor porcentaje corresponden a investigaciones del editor del blog, por lo que recurrir al "yoísmo" es injusto para quienes han colaborado en esta causa.

Bloguear ha sido una experiencia realmente gratificante y que me ha traído muchísimo aprendizaje; a lo largo de estos cinco años y cinco meses, el Infierno en Costa Rica ha ido evolucionando en todos los aspectos posibles, siempre buscando como mejorar gracias al constante aprendizaje que implica utilizar esta herramienta y la interacción en canales sociales. El editor de este blog no es periodista ni pretende serlo, tampoco tiene ningún tipo de formación en comunicación, ni en diseño gráfico, ni nada por el estilo...todo el conocimiento sobre comunicación, photoshop, etc, es meramente empírico.

La credibilidad en las publicaciones de este blog, no es algo que nació de la noche a la mañana, es un proceso que se gestó hace varios años, es algo difícil de lograr, pero muy fácil de perder. Pocos proyectos bajo el anonimato han sido favorecidos con la credibilidad de la población. Es precisamente este tipo de cosas, las que me motivan a buscar el mejoramiento constante de las publicaciones, con la finalidad de seguir aportando mi grano de arena en la lucha contra la corrupción. 

Artículos Relacionados:

Ciencia Ficción: ¿Quién es El Chamuko?