Eurobonos: Hipotecar la casa para seguir de fiesta

Saludos queridas almas: Cuando una familia llega al punto de hipotecar su casa con el fin de tener dinero para pagar el diario, los recibos y otras necesidades; porque el administrador de la plata del hogar primero se va de fiesta y despilfarra la plata en cualquier idiotez que vea; hay una gran irresponsabilidad que pone en riesgo la economía y el futuro de la familia. Eso es lo que está ocurriendo en este momento con la inminente aprobación del proyecto de eurobonos, esa plata no es regalada, el país se va a endeudar para seguir manteniendo las necesidades y los despilfarros del Estado que no ha administrado bien los recursos que tiene.

Lo bonito es que si este experimento fracasa (que hay buenas posibilidades de que eso ocurra), los responsables de aprobarlo ya no estarán en la Asamblea ni en el Ejecutivo, y los patos de la fiesta seremos los ciudadanos cuando los futuros gobernantes quieran darnos garrotazos fiscales por la crisis generada por esta decisión. Una de las ideas que nos está vendiendo el Ejecutivo es que con el proyecto de Eurobonos, las tasas de interés de los préstamos bajarán, lo cual ya fue desmentido por el Banco Central. 

Este proyecto no es otra cosa que un parche a la crisis fiscal y lo único que es seguro es que el gobierno tendrá $4 mil millones prestados y que seremos nosotros los que tendremos que pagar esa platilla tarde o temprano. El gobierno solo patea la bola al frente y pospone las grandes medidas necesarias para terminar con la crisis fiscal: Terminar con el despilfarro del gasto público y cobrar los impuestos como se debe.