Director de Personal del MEP es indagado por la Fiscalía

Saludos queridas almas: Altos funcionarios del Ministerio de Educación Pública (MEP) fueron recientemente indagados por la Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción, entre ellos el director general de personal Juan Antonio Gómez Espinoza, el exdirector del Departamento Disciplinario, Ronald Núñez Varela y otros. Los funcionarios son acusados de prevaricato, falsificación de documentos y otros, en perjuicio de un docente cuya identidad nos reservamos. 

Lo curioso del caso es que cuatro días después de la notificación de la Fiscalía de Probidad del Ministerio Público, los denunciados tomaron represalias serias contra el docente, dejándolo sin salario líquido y propiciando en su contra una seria persecusión laboral. 

El MEP venía cobrando una deuda por incapacidades al denunciante del 2004 rebajándole 24 000 colones por mes, y como represalia por la denuncia -cuatro días después- el rebajo aumentó arbitrariamente a casi 400 000 colones, dejándolo con pagos de casi 20 mil colones por quincena. El denunciante interpuso un recurso de amparo, el cual fue declarado con lugar, sin embargo acusa que en el Ministerio de Educación falsificaron un documento público y le dijeron a la Sala Constitucional que se había hecho un arreglo de pago donde nunca aparece la firma del docente en los rebajos desproporcionados. 

Lo anterior en más raro si se considera que en ese Ministerio de Educación cuando se cuestiona a un funcionario a este se le suspenda para que precisamente no se vea tentado a desviar una investigación desde su silla política. Esto demuestra que los funcionarios públicos que denuncian actos de corrupción con su nombre y apellido, son duramente perseguidos para hacerlos callar. Algunos hablan de denunciar dando la cara, de mostrar valentía, sin embargo no toman en cuenta las consecuencias que deben afrontar estos funcionarios y mucho menos estarían dispuestos a colaborar con ellos económicamente cuando se encuentran en situaciones como esta. 

Desde esta Tribuna Infernal condenamos el mobbing que se está aplicando para callar a este docente y exigimos que se suspendan a los altos funcionarios querellados, mientras se resuelve la denuncia, para así garantizar un proceso transparente, y que no los denunciados no terminen siendo parte de la red de cuido de este gobierno.