Sobre el Uso de Software Libre en Instituciones Públicas

Saludos queridas almas: Con tanta crisis fiscal, falta de recursos y raspaderas de olla, uno no entiende como a estas alturas, el gobierno sigue generándole millones en ganancias por concepto de licencias de programas de cómputo a las grandes transnacionales, entre ellas Microsoft (obviamente).

Cuando la presidenta Chinchilla era diputada, hablaba a favor del uso de software libre en las instituciones públicas, pero curiosamente cambió de opinión cuando llegó a Zapote ¿porqué? es una interrogante que solo podría responder la mandataria.

Especialistas en la materia de la Universidad de Costa Rica (UCR) han demostrado las bondades de la migración a software libre, sin embargo en el gobierno insisten en proteger los intereses de las grandes transnacionales. 

Según estimaciones de la misma señora presidenta, el gasto por software entre el 2003 y 2004 rondó los 5 mil millones de colones. Debemos tomar en cuenta que la mayoría de esta adquisición ya está obsoleta, que el Estado tendría que renovar sus programas y eso no es gratis.  

Las pérdidas económicas del reciente terremoto rondan los 3 mil millones de colones, un 60% de lo que se gastó en software entre el 2003 y 2004. Lo anterior es una muestra de cómo se desperdician recursos económicos del pueblo.

¿Deben las instituciones públicas migrar al software libre? Claro que si. Si un ciudadano desea adquirir software privado, lo puede hacer con toda la libertad del mundo; pero cuando se trata de recursos públicos, estos deben ser invertidos con eficiencia y eficacia.