[Exclusiva] "Soy parte de una banda y nunca me enteré"

Saludos queridas almas: Ayer se realizó uno de los operativos más vistosos por un supuesto fraude en la compra de licencias en el cual se detuvieron a unas 103 personas. Una de las 103 personas detenidas ayer por fraude en licencias nos cuenta su experiencia. Sin pretender dar juicios de valor, les comparto su testimonio para que leamos la otra parte de la historia que no conocimos en los medios tradicionales:

El día de ayer llegaron a las 11: 15 a.m. a mi casa dos agentes del OIJ, me hicieron salir de mi casa con una mentira (alegando que era una nota sobre una demanda por robo que yo había puesto meses atrás) yo salí y al verme me dijeron la verdad de porque estaban ahí. Presuntamente yo había comprado una licencia y necesitaban que les llevara los documentos para corroborar. Al entregar mis documentos de una vez me quitan la licencia (tampoco me dijeron que eso iba hacer así) y querían que firmara un papel donde dice que yo hice: “delito de concusión y (palabra ilegible) en perjuicio de la función publica y otros (otros????); la cual no firmé.

Luego les dije que donde debía ir para pedir explicación y seguía el segundo paso del cual tampoco me habían comentado y era que debían trasladarme al OIJ de San José. En ningún momento me dijeron que estaba arrestada, ni me dijeron nada sobre mis derechos. Pero yo no discutí y me monte en el carro (desconocía lo que pasaba a nivel nacional). 

Al llegar a los Tribunales, yo supuse que íbamos a entrar como cualquier persona por la puerta principal.. ¡Oh Pobre ilusa! hasta ese momento supe que estaba detenida cuando no pude abrir la puerta del carro y me estaban esperando para pedirme mis datos y un numero de defensor privado si lo tenía… Ahí entré en pánico. 

Me pasaron a las celdas junto a dos hombres, que si juzgamos el aspecto pues diríamos que habrían hecho algo grave por estar ahí. Luego me quitaron el bolso y me pasaron por todas las celdas donde habían detenidos y me metieron a un baño lo más cochino que he visto en mi vida, el olor repulsivo y lleno de orines. Ahí me hicieron quitarme mi anillo de matrimonio, mi reloj y todo lo que andaba. Me estaban requisando acerté, fue terrorífico. 

Escuchaba que a otras personas le preguntaban si estaban golpeadas o con alguna enfermedad, pero a mi no me preguntaron nada de eso. Pasaban empleados de la OIJ y solo decían “vienen más” “pobrecitos” “hoy si nos han puesto a trabajar de verdad”. 

Soy una empresaria, profesional, pago mis impuestos, tengo todo en regla, de lo que tengo le doy a las personas y animales, hago servicio social… pero me trataron como una asesina en serie. Luego de eso me subieron a la salas de juicio donde me encontré con una gran cantidad de hombres detenidos, me hicieron esperar para documentar las cosas que me iban a quitar y escuche decir “son tantos que pasamos a las mujeres a otra sala”. 

Cuando, me pasaron a la sala a contar todo lo que llevaba en mi bolso, quitarme el celular y demás; me pasaron a la sala donde estaban todas las mujeres. No se cuantas éramos yo me senté en una silla de la primera fila y ni miré para ningún lado, me sentía indignada. 

Empecé a ver todas las cosas que para mí no estaban correctas. Una muchacha, que llegó engañada también le dijeron “dé gracias que no fuimos a su universidad, la encañonamos y la tiramos al piso para luego trasladarla”. Otra muchacha se levantó para hablar con un familiar y un policía le dijo: “que es lo que quiere que la espose en la silla”… Todas las mujeres que estábamos ahí se notaba no solo por lo que decían si no por su aspecto que eran mujeres trabajadoras, amas de casa, estudiantes. Pero el OIJ decía que por haber tantas personas custodiando no se necesitaba esposarnos y que además tenían el personal de celdas porque éramos su responsabilidad.

Un señor, se acercó y a raíz de lo que le dijeron a la muchacha dijo: “ustedes están libres de movimiento, ustedes no tienen nada en contra, etc.” pero era mentira. Yo llegue a las 11:30 AM pero habían personas desde las 5:00 a.m. Escuché el caso de una persona que dijo que fueron a su casa tres patrullas y golpeaban el portón y la sacaron esposada y se la llevaron. Otras llegaron ahí por una cita para un tema diferente, pero luego se vieron presas. 

Yo nunca recibí la llamada de mi abogado, todas se quejaban que llevan demasiado tiempo sin saber nada de nada, ni de sus abogados, ni de que iba a pasar, ni nos dejaban comunicarnos. En la tarde, levantaron una lista para llamar abogados, y para las personas que necesitaban medicamentos. Pero fue puro cuento para calmar a las personas. Nunca llevaron al médico que decían que estaba por llegar, no llamaron a nadie y tampoco dejaban que las madres llamaran a decirle a sus hijos donde estaban para que no se preocuparan. 

Llegué a contar 29 personas custodiándonos, como si en tacones pudiéramos salir corriendo, o fuéramos las más buscadas de Costa Rica por asesinas, ladronas, violadores o que se yo. La manera en que nos volvían a ver sobre todo las mujeres que trabajaban ahí era tan acusatoria que me hicieron sentir menos que una hormiga. Hasta para ir al baño vi esposar a una muchacha. Supe de unas que les tomaron huellas y fotos comos se ven en las películas.

Sobre nuestra salida, nadie decía nada hasta que un señor dijo que la Fiscalía tenía 24 horas para detenernos ahí y que si no hacían nada dentro de esas horas luego nos podíamos ir. Luego escuchaba decir que por dicha todo estaba siendo grabado (ya seguro se habían pronunciado sobre nuestros derechos) Y al salir libre me dijeron que nos habían sacado por un Hábeas Corpus que interpuso una defensora pública. 

Sobre la prensa y nuestro derecho a la privacidad e integridad, solo nos dijeron que ellos no podían controlar a la prensa y las primeras mujeres, (porque tampoco tenían la capacidad para manejar semejante show que habían montado) fueron trasladadas, sin protección en sus rostros, esposadas y caminando hasta la Fiscalía. 

Debido a nuestra queja al siguiente grupo de tres la pasaron en carro, Solo algunas personas que llegaron temprano y tenían abogado particular les hicieron el trámite rápido. Yo y varias más, llegamos a sentarnos y no nos hicieron absolutamente nada, no nos indagaron, ni nada… para que a las 4:00 se escuchara decir “hagamos esto rápido para irnos a la casa”; “van a quedar todas en libertad y les vamos a dar un citatorio para que vengan del 12 al 16 a declarar”. 

¿Porqué no hicieron eso desde el inicio, nos citan, nos atienden y nos tratan como debe ser, si es que no hay delito que nos culpe o es que eso de “se es inocente hasta que se demuestre lo contrario” es un mito callejero? No, pero ellos tenían que movilizar a todos los departamentos del país, montar un show, aglomerarnos, incomunicarnos, para al final darse cuenta que no tenían capacidad y que lo que hacía violentaba nuestros derechos y nos tenían que dejar ir. 

Cuando me dieron la libertad, había un muchacho tomando fotos y yo le pregunté a la señora del OIJ que me llevaba hacia la puerta si había prensa y varias veces no recibí respuesta, luego me dijo que no sabía, y al ver gente fuera yo le dije si había prensa y ella me dijo “usted me vio arriba verdad no se” el modo no lo puedo describir…. Si fuera su hija tal vez “otro gallo cantaría”. 

Yo me pregunto, hoy jueves veré un mismo operativo en el Registro para detener a todas esas personas que pagan para que le saquen los trámites rápido, o el viernes veré un operativo en Migración por todas esas personas que se casan y montan todo para obtener residencia; o tal vez vea el próximo lunes el gran operativo porque detuvieron a todos los vendedores de drogas y todos los narcos del país. O tengo fe de ver el próximo martes detenidos a los ladrones de la trocha, a los que roban propiedades, o en fin a todas, todas las personas que años atrás han comprado licencias, y documentos… o mínimo que encontraran al ladrón prófugo (que por cierto sabían que estaba en Pérez Zeledón) que entro a mi casa meses atrás y se robo mas de $4000 o mínimo hubiese esperado que les allanaran la casa para recuperar mis pertenencias, pero no la respuesta de los agente del OIJ fue que “nosotros éramos una banda que tenía que detenerse ya”.

SOY PARTE DE UNA BANDA Y NUNCA ME ENTERÉ HASTA AYER… Pero a esos ladrones de mi casa no se sabía a donde estaban, cuando la policía que atendió mi llamado, se parquearon fuera de la casa de ellos (ah, porque son vecinos) y hasta se dejaron el foco de los ladrones para uso personal. O si fueran tan eficaces en detener a los verdaderos parásitos de la sociedad y no soltarlos en unas horas porque no “hallaron nada” siendo personas con historial… SERÍAMOS EL PAÍS MÁS SEGURO DEL MUNDO!

No pierdo la fe, luego de experimentar la agilidad con que investigan y detiene a toda esta banda que, tal vez vea que agarren a los tráficos que me he topado, sacando plata y diciendo barbaridades. O tal vez nosotros podremos detener al MOPT por no poner una señalización en el puente de la General Cañas. Ah! No pero es que aquí es al “perro flaco al que se le pegan todas las pulgas y garrapatas”, porque al de la Grúa es al que van a ver como lo joden, pero para joder a quien arregla las calles que al día siguiente vuelven a tener huecos, o los puentes que se están cayendo o en fin la platina… como cuesta!! 

Como persona, me siento denigrada, moralmente pisoteada, no quiero salir, no quiero ver a nadie, no quiero hablar con nadie, por primera vez siento que mi país no garantizó mis derechos, me siento sumida en una depresión, mi salud está afectada. Pero probablemente esto no importe y la gente me siga diciendo “sinvergüenza, esta bueno que le pase”. 

Ya no hay respeto, ni amor al prójimo, ni mirar la viga en nuestro ojo antes que la paja en los ojos de los demás…. La prensa informa que la Fiscalía actuó ilegalmente ¿PERO A ELLOS TAMBIÉN LE VAN HACER LO MISMO QUE A NOSOTROS POR ILEGALES?