Santa Garnier y sus reformas educativas

Saludos queridas almas: El Ministerio de Educación Pública (MEP) nuevamente sale con otra ocurrencia para este curso lectivo, la cual beneficia a los estudiantes que hayan reprobado en una asignatura con una tercera convocatoria.

No bastó con promover la mediocridad, cuando en el 2008 se hicieron cambios en la nota de conducta (que ahora prácticamente ni cuenta), ni con permitir a los estudiantes presentar cuatro asignaturas en lugar de tres. Esto sin contar con el famoso "adelantamiento" de materias que muchos directores han catalogado como un rotundo fracaso. Al paso que vamos, si el próximo ministro de educación sigue con las ideas regalonas de Garnier, tendremos estudiantes con bachillerato, pero me pregunto si quedarán alfabetizados por lo menos.


La reciente reforma no soluciona el problema de fondo que representa el caos administrativo de los colegios. Muchos estudiantes que adelantan materias, tienen muchos ratos libres dedicado al ocio en los corredores de los colegios y en la mayoría de los casos, desertan de las materias que adelantan...definitivamente -en mi opinión- estas reformas fueron producto de una ocurrencia de "especialistas" que parece que solo querían ganarse una jugosa consultoría.

Y con toda la concha del mundo, el año pasado el MEP se dio con una piedra en el pecho, afirmando que en el 2012 se obtuvo la mejor promoción de la historia en bachillerato...lo que no le dijeron a los medios es que esto se debe a que -por primera vez en la historia- regalaron siete puntos en todas las asignaturas ¡Cuidado pierden!

¿Han notado que en primaria los niveles de aprobación son sumamente altos en sexto grado? Me atrevo a decir que el 97% de los güilas consigue el cartón a fin de año -lo cual es curioso- porque en sétimo nivel es donde se presenta el mayor problema de rendimiento académico. Imagino que el MEP busca replicar el rendimiento de sexto grado en bachillerato, sin importar la calidad de conocimientos que tengan los estudiantes, de todos modos, hay muchas universidades de garaje que los esperarán con los brazos abiertos, si no que lo diga el exdiputado Oscar López quien casi obtiene título de abogado sin tener bachillerato de secundaria.

Ya basta de charralear la educación pública. Para un verdadero mejoramiento, se requiere una fuerte inversión en infraestructura, materiales didácticos y tecnología, para que los estudiantes reciban lecciones en condiciones decentes. También es necesario un ministro valiente, que le entre al tema de la calidad de los docentes, para lo cual es necesario un examen anual de conocimientos obligatorio para todos, y el que no apruebe, que le den otra oportunidad para capacitarse por su propia cuenta, y si vuelve a reprobar que se vaya para la casa.

Cambiando el tema y para finalizar: Otra de las cosas que me llama la atención del MEP, es la forma descarada en la que encubren a los mandos medios. El año pasado hicieron una auditoría detectando matrícula fantasma que le costó al Estado la suma de 6 mil millones de colones y los directores responsables quedaron muertos de risa. Sin embargo, el MEP ordenó una cacería en el departamento legal contra los afiliados de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE) por el asunto de los comprobantes del congreso del año pasado... ¡Lo que es bueno para el ganso es bueno para la gansa!