Secuestro de cadáveres: La estrategia más ruin que ha conocido este país en una huelga

Saludos queridas almas: La huelga del Poder Judicial me tiene indignado. Es molesto que estén suspendiendo juicios, que no den hojas de delincuencia afectando a la gente que busca empleo, que no atiendan denuncias de los ciudadanos, entre tantas incomodidades. Pero estas molestias son tolerables en un movimiento de huelga.

Entiendo perfectamente lo que están peleando los trabajadores del Poder Judicial, sin embargo, lo que han hecho al secuestrar los cadáveres en la Medicatura Forense, es lo más bajo y ruin que he visto en un movimiento sindical en la historia de este país.

Ya van mas de 35 familias dolientes que claman por  los cuerpos de sus seres queridos para darles sepultura.  Si ya la pérdida es algo sumamente doloroso, la prolongación de este proceso, solo puede agravar las cosas. Los muertos merecen ser homenajeados con dignidad por sus allegados y merecen respeto.

Hasta en las guerras hay altos al fuego para que los bandos puedan recoger a sus caídos y darles una apropiada despedida. Pero ni de esto son capaces los empleados del Poder Judicial, de sentir empatía por quienes sufren la pérdida de un ser amado.

Todos los reclamos de los empleados del Poder Judicial se diluyen con esta vil estrategia: Ningún derecho laboral está por encima de algo tan delicado como el dolor del prójimo ante la muerte de un ser querido. Y por estas acciones, sus luchas futuras se verán comprometidas ante la opinión pública.

Los dirigentes gremiales le echan la culpa a los diputados por este secuestro de cadáveres, como si los ciudadanos fuéramos estúpidos y no entendiéramos que en la Asamblea no hacen autopsias ni se entregan cuerpos. El cinismo de los dirigentes sindicales es insultante, al decir que el 95% de las familias dolientes están tranquilas esperando a que termine la huelga para recoger a sus muertos, cuando en la televisión y en medios internacionales vemos señoras llorando a lágrima viva y suplicando que les devuelvan a sus muertos. ¡Lo que dicen los dirigentes son patrañas!

En las huelgas del ICE no andan haciendo apagones ni cortando las telecomunicaciones; en las del AyA no cortan el agua; y cuando el sector salud se declara en huelga, las emergencias médicas no dejan de ser atendidas. Son cosas esenciales y los dirigentes de estos gremios comprenden perfectamente que no pueden afectarse estos servicios ¿Cómo van a decirle a la gente doliente  en la Morgue Judicial que espere al muerto y que está bien conservado en el congelador?

Esperamos que se tomen las acciones correspondientes para que estas despreciables estrategias nunca más se vean en este país. Los empleados pueden cerrar el Poder Judicial si les ronca, pero que no jueguen con el dolor de las familias que esperan a sus seres queridos para darles un último adiós.

¡Entreguen los cuerpos!
¡Que se vayan al infierno los secuestradores de muertos!

Artículo Relacionado:

Debate Adriana Orocú VS Montserrat S. Carboni en 7 Días.